¿Survivalista? La lista de la compra para tener una despensa perfecta ante riesgo de catástrofe

El Gobierno alemán solicita a sus ciudadanos que se abastezcan. Aquí una detallada lista con todas las recomendaciones de la Agencia Federal para la Gestión de Emergencias de EE. UU.. Desde leche en polvo hasta un silbato


La Voz

Angela Merkel solicita a los ciudadanos alemanes que se abastezcan ante el riesgo de sufrir una catástrofe como parte de la primera estrategia de protección civil tras el final de la Guerra Fría. Obedientes, las familias se han lanzado a los grandes almacenes y a los supermercados del país para hacer acopio de alimento para diez días. Pero no todas. Los survivalistas, también conocidos como preppers, se preparan día a día con meticulosidad ante la llegada de cualquier catástrofe, ya sea en forma de guerra, inundaciones, meteoritos, contaminación química o explosión nuclear. A ellos no les cogerá por sorpresa. La clave está en la anticipación. Además de un sólido búnker para resguardarse durante las horas críticas, para ellos es imprescindible contar con una buena despensa. ¿Cómo elaborarla? 

Existen multitud de páginas que desmenuzan todas las claves para no pasar hambre durante una catástrofe. La Agencia Federal para la Gestión de Emergencias, encargada de dar responder ante cuando este tipo de situaciones límite golpean EE. UU., recomienda la siguiente lista de la compra. 

Encuentra tu espacio 

Localiza un lugar en casa que permanezca fresco, seco y protegido de la luz: El trastero, un sótano o una zona del garaje suelen ser las mejores elecciones. Si no tienes esa posibilidad, ya puedes ir sacando la ropa del armario más grande. La elección del espacio es clave, porque en función de su capacidad se hará la compra. Una vez acondicionado, es hora de bajar a hacer la compra. 

El agua 

La clave. Nunca sobra. La FEMA aconseja almacenar al menos tres litros diarios de agua por persona al día. Pero puntualiza que las necesidades individuales varían, dependiendo de la edad, condición física, actividad, dieta y clima. Así, los niños, las madres que están amamantando y las personas enfermas necesitan más. Las temperaturas muy altas pueden duplicar la cantidad necesaria. Cualquier emergencia médica puede requerir agua adicional. 

¿Cómo almacenarla? Se recomienda comprar agua embotellada. Guarde el agua embotellada en su envase original y no lo abra hasta que necesite usarla. Atención a la fecha de caducidad.

 Alimentos

Evite lo alimentos que provocan sed. Elija galletas sin sal, cereales integrales y alimentos enlatados con alto contenido de líquidos. Aprovisione alimentos enlatados, mezclas secas y otros productos básicos que no requieran refrigeración, cocción, agua o preparación especial. Es posible que tenga muchos de estos alimentos a la mano. Nota: Asegúrese de incluir un abrelatas manual. 

Recomendaciones

La mitad del almacén debe estar compuesto por carbohidratos, por lo que no puede faltar ni la pasta ni el arroz. Cereales. Alimentos con alto contenido calórico, como mantequilla de cacahuate, mermelada, galletas bajas en sodio, barras de granola y frutas secas. Galletas dulces, caramelos duros. Café instantáneo. Leche en polvo. Las proteínas deben suponer un 25 % del alimento. Desde la web Alerta Catástrofes apuntalan la despensa perfecta: «Almacena carne enlatada y frijoles, excelentes fuentes de proteínas con un sabor duradero. También barritas de proteínas», recomiendan. 

«Suplementa con comida deshidratada como leche en polvo, huevos en polvo, fruta y verdura seca, o comidas preparadas deshidratadas. Todas ellas son artículos de larga duración ideales para ahorrar espacio. Incluye judías secas en la medida en que lo permita el espacio, ocupan menos que las enlatadas, pero la pega es que tendrás que usar agua para cocinarlas».

 «Aparta sal, pimienta, polvo de ajo y endulzante como azúcar o un sustituto de éste. Incluye tus especias favoritas. La comida sin sabor puede ser desmoralizante. Incluye aceite de oliva o de girasol y comida con sabor». 

«Pon en una caja las herramientas y utensilio básicos para la preparación de la comida, y almacénalos con los suministros alimenticios de emergencia. Asegúrate de tener un abrelatas, utensilios para comer y una taza. Almacena también una estufa de combustible de gel o de butano, con refuerzos de combustible. 

Utensilios de cocina 

Abridor de latas manual

Utensilios para comer a la intemperie o vasos y platos de papel y cubiertos de plástico

Cuchillo para múltiples usos

Blanqueador líquido de uso doméstico para tratar el agua para beber

Papel de aluminio y envoltura de plástico

Bolsas de plástico

Estufa pequeña y una lata de combustible para cocinar (si hay que cocinar alimentos) 

Medicamentos 

Lista recomendada por la FEMA 

Aspirina y análgesico sin aspirina

Medicamento contra la diarrea

Antiácido (para trastornos estomacales)

Laxante

Vitaminas

Medicamentos recetados

Gafas o lentes de contacto adicionales  

Artículos sanitarios e higiénicos 

Toallita y toalla

Bolsas de basura plásticas y resistentes

Toallitas húmedas, jabón y limpiador para manos

Cubo de plástico, de tamaño mediano, con tapa de cierre hermético

Pasta y cepillo de dientes

Desinfectante y blanqueador de cloro doméstico

Champú, peine y cepillo

Desodorantes, filtro solar

Papel sanitario

Máquina y crema de afeitar

Ungüento para labios, repelente de insectos

Soluciones para lentes de contacto

Espejo 

Preparados por si toca salir de casa 

Radio portátil de pilas

Linterna y pilas adicionales

Luz de bengala para señales

Fósforos en un recipiente impermeable (o fósforos impermeables)

Llave de cierre, pinzas, pala y otras herramientas

Cinta adhesiva y tijeras

Silbato

Brújula

Guantes de trabajo

Papel, bolígrafos y lápices

Agujas e hilo

Una pala pequeña para cavar una letrina 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

¿Survivalista? La lista de la compra para tener una despensa perfecta ante riesgo de catástrofe