Alemania se plantea retomar el servicio militar obligatorio en caso de amenaza

Legalmente es un trámite sencillo, porque está recogido en la Constitución, aunque el mensaje que envía es inequívoco: la locomotora europea se prepara para lo peor


Berlín / E. La Voz

Algunos medios alemanes han desvelado detalles esclarecedores sobre el documento de «defensa civil» que prevé aprobar el Ejecutivo de Angela Merkel en Consejo de Ministros. Sin duda el punto más polémico es la posible reintroducción del servicio militar obligatorio, que fue eliminado en julio del 2011, en caso de amenaza al país. Legalmente el procedimiento es sencillo, ya que está recogido por defecto en la Constitución alemana. Sin embargo, el Gobierno envía con ello una señal inequívoca a la ciudadanía: la locomotora europea se prepara para lo peor. De ahí que su nuevo concepto de seguridad plantee el «apoyo a las fuerzas de combate» por parte de civiles en el caso de que Alemania, dentro de un operativo de la OTAN, deba defender sus fronteras, así como la asistencia al Ejército en cuestiones relacionadas con el suministro de vehículos y combustible. «Se garantizará el envío rápido y seguro de correo importante para el Ejército en el marco de la ley sobre seguridad de las telecomunicaciones y correos», reza el borrador, que obliga a las empresas a colaborar con la construcción y el arreglo de las infraestructuras de las fuerzas armadas.

Es la primera vez que Alemania revisa su modelo de seguridad desde el 1995. Lo hace en un momento en que el pánico se ha apoderado de la población, tras los dos atentados terroristas cometidos por refugiados a finales de julio en el sur del país. Una ola de violencia que no hizo sino rebajar hasta mínimos históricos la popularidad de la canciller alemana, a quien muchos culpan de haber comprometido el bienestar del pueblo con su política de acogida. Por eso, Merkel explora ahora nuevas vías para ganar votos de cara a los próximos comicios regionales de Mecklemburgo-Antepomerania y Berlín, que servirán de barómetro para las elecciones generales del 2017.

Entre la batería de recomendaciones ante posibles atentados, apagones energéticos o «ataques híbridos», se incluirá una petición a la población para que se aprovisione de alimentos suficientes para 10 días y agua para 5. El diario Frankfurter Allgemeine Zeitung asegura que el gobierno tiene hasta 150 depósitos confidenciales con 800.000 toneladas de comida repartidos por todo el país para afrontar situaciones de emergencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Alemania se plantea retomar el servicio militar obligatorio en caso de amenaza