Un refugiado sirio muere al detonar un artefacto explosivo causando 12 heridos en Alemania

El hombre tenía una orden de expulsión a Bulgaria, pero no había sido ejecutada. El Gobierno de Baviera vincula este ataque de Ansbach con el terrorismo islamista


Un solicitante de asilo sirio de 27 años murió en la noche del domingo al detonar un artefacto explosivo, que hirió al menos a doce personas, en la localidad de Ansbach (sur de Alemania).

Los ministros del Interior y de Justicia del Gobierno de Baviera han vinculado el ataque con el terrorismo islamista, algo que la Policía alemana no ha podido confirmar oficialmente por el momento.

Para el responsable bávaro del Interior, Joachim Herrmann, existe un «probable» trasfondo islamista, según Die Welt. El ministro regional de Justicia, Winfried Bausback, ha compartido esta opinión y, en un mensaje en Facebook, ha advertido de que «el terrorismo islamista ha llegado a Alemania» y ha instado a tomar medidas.

Orden de expulsión a Bulgaria

El refugiado sirio, autor del ataque, tenía una orden de expulsión a Bulgaria, pero no había sido ejecutada. Según explicó en rueda de prensa el portavoz del Ministerio de Interior, Tobias Platte, se está investigando por qué no se le había expulsado del país, procedimiento del que son responsables los estados federados.

El hombre llegó a Alemania hace dos años y presentó una solicitud de asilo, que fue denegada hace un año; desde entonces vivía en un albergue de Ansbach.

Intentó entrar en un festival

El hombre intentó entrar al festival de música que se celebraba en el centro de la ciudad con asistencia de 2.500 personas, pero no se le dejó pasar porque no tenía entrada.

Se está investigando un teléfono móvil que llevaba y también la composición del artefacto explosivo, que contenía piezas de metal.

El político bávaro indicó que el caso será abordado en la reunión que mantendrá este lunes la Unión Socialcristiana de Baviera (CSU) -partido gobernante en ese «Land»-, donde se estudiarán posibles medidas sobre la política de asilo para evitar abusos.

La policía, que ha desplegado a alrededor de 200 agentes en Ansbach, abrió una línea de teléfono para recibir información de posibles testigos y difundió una dirección de correo electrónico para recabar fotos y vídeos del entorno de la explosión.

La explosión de Ansbach se produce en una semana en que Baviera ha sido sacudida por sucesivos actos violentos.

Varios ataques esta semana en Alemania

El pasado lunes un refugiado afgano de 17 años atacó con un hacha y un cuchillo a los pasajeros de un tren regional e hirió a cinco personas antes de ser abatido por la policía.

El joven había colgado en internet un vídeo en el que se proclamaba «soldado del califato» y los investigadores asumen que actuó inspirado por la propaganda de Estado Islámico (EI).

El viernes se activó la alarma antiterrorista en la capital del «Land», Múnich, tras abrir fuego en un centro comercial un joven germano-iraní de 17 años, que mató a nueve personas antes de suicidarse acorralado por la policía.

Al tiroteo no se le atribuye un trasfondo islamista, sino que se considera un acto de locura homicida por parte de un joven que recibía tratamiento por depresión y que estaba obsesionado por otros baños de sangre.

En medio del pánico desatado por estos ataques, un sirio de 21 años mató el domingo con un machete a una mujer en Reutlinge, en el vecino «Land» de Baden Württenberg, un caso que la policía investiga como posible violencia de género.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Tags
Comentarios

Un refugiado sirio muere al detonar un artefacto explosivo causando 12 heridos en Alemania