Jordi Quero Arias: «A este terrorismo no se le pone fin bombardeando Siria e Irak»

Cree que Europa debe ir más allá en su análisis y estudiar las causas estructurales


Redacción / La Voz

Francia tiene el problema en casa, pero intensifica sus operaciones militares en el exterior. Esa es la reflexión de Jordi Quero Arias, investigador del Barcelona Centre for International Affairs (Cidob), que ve necesario ir más allá en el análisis.

-Un camión en Niza. ¿Hay una nueva pauta de ataques?

-Es pronto para decirlo. Quizás estábamos acostumbrados a otro tipo de ataques. Pero, si recordamos los asesinatos selectivos con cuchillos en Londres, vemos que hay gente usando los medios que tiene a mano para hacer el mayor daño posible. No sé si lo ocurrido en Niza es tan nuevo.

-¿Es posible estar preparados para una acción como esta?

-Es casi imposible. Cualquiera que tenga la voluntad de hacerlo puede actuar así. Es difícil aplicar medidas para prevenirlo, coartaría la libertad a un nivel impensable.

-¿Y cómo puede combatir Europa este fenómeno?

-Se habla de mayor coordinación policial y de compartir información. Pero, si se confirma que es una persona con poco o ningún contacto con organizaciones terroristas y que, comprando una ideología, se ha puesto a atropellar gente, hay pocas cosas que podamos hacer. Más allá de cualquier justificación ideológica pueden existir causas estructurales para que una persona opte por la violencia para expresar su alienación. Cuando veo sucesos así pienso: «¿Qué sería necesario para que la sociedad me hiciese sentir tan mal como para recurrir a la violencia?». A lo mejor así podemos encontrar soluciones más allá de bombardear Irak.

-¿Cómo ve que Francia intensifique los ataques sobre Siria e Irak?

-El autor del ataque reside en Francia y ha asesinado a franceses en Niza. La reacción del Gobierno es el bombardeo de las posiciones de un grupo terrorista en Siria e Irak. Algo está fallando. En momentos así a los líderes se les exigen respuestas contundentes. Y eso, mal entendido, puede significar una reivindicación de autoridad recurriendo al uso de la fuerza militar. La decisión del Gobierno ha sido más para calmar a sus ciudadanos mostrando firmeza, pero no saben si reducirá las posibilidades de otro ataque. A este terrorismo no se le pone fin bombardeando Siria e Irak o acabando con el Estado Islámico allí.

-¿Por qué Francia otra vez?

-Allí muchos ataques han sido realizados por ciudadanos franceses que se sienten alienados. Hay un porcentaje alto de población inmigrante de segunda y tercera generación y existen problemas de integración. La situación en la que viven es un caldo cultivo para estos ataques. No hay que negar el factor político, la reivindicación relacionada con Oriente Medio. Pero casi todos los que participaron en los atentados de Madrid eran extranjeros que vinieron a atentar. El modelo francés es otro. Aunque no compro solo el enfoque estructural, la alienación existe en otros sitios.

-¿Seguirá la ultraderecha sacando partido de estos ataques?

-Usan estos atentados para justificar el rechazo a la inmigración. Vincular una religión o un conjunto de individuos a los ataques es una conexión falaz, pero justifican así su narrativa. Hay otros factores que explican este ascenso. Las clases bajas han sufrido duros recortes, las políticas de los Estados de la UE contribuyen al auge de la extrema derecha.

«El discurso yihadista ya existía antes, pero el Daesh le ha dado un empujón»

Jordi Quero cree no hay que establecer a la ligera conexiones entre la Primavera Árabe y el terrorismo que sufre Europa.

-¿Se puede decir que la Primavera Árabe fue un fracaso?

-Está Túnez como caso de éxito y se hicieron algunas reformas en Marruecos y en Jordania. Lo que me parece preocupante es vincular de forma estricta los cambios sucedidos con el terrorismo en Europa. Solo Siria ha tenido un rol importante. Hay que abrir el espectro. La invasión de Irak en el 2003 y el colapso de su Estado han contribuido a la creación de grupos terroristas que tienen una narrativa que individuos han aceptado y usado para justificar sus actos en Europa.

-Les ofrecen un discurso.

-El discurso yihadista ya existía, pero ha mutado. Desde la invasión de Irak, la creación del Estado Islámico y su papel en la guerra de Siria, el mensaje se ha difundido más. El Daesh, con su efectiva estrategia de comunicación, le ha dado un empujón.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

Jordi Quero Arias: «A este terrorismo no se le pone fin bombardeando Siria e Irak»