Erdogan: «Esto es traición. Pagarán un precio muy alto»

El presidente de Turquía pide a sus seguidores que sigan ocupando las calles hasta que la situación se normalice


El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha pedido a sus seguidores que sigan ocupando  las calles hasta que la situación se normalice, después del intento de golpe militar llevado a cabo este viernes, unos acontecimientos que han dejado al menos 60 muertos.

«Esto es traición. Pagarán un precio muy alto», amenazó Recep Tayyip Erdogan, jefe del Estado y hombre fuerte del país, poco después de aterrizar en el aeropuerto Atatürk de Estambul, que en las primeras horas del golpe fue ocupado por los militares pero en el que la Policía, leal al Gobierno, tomó luego el control.

En una intervención ante los miles de personas que, ondeando banderas, se concentraron en el aeropuerto de Estambul, Erdogan ha insistido en que el Gobierno sigue al mando, si bien ha explicado que aún se registran disturbios en Ankara, aunque espera que lleguen pronto a su fin.

Un grupo de militares se ha sublevado a última hora del viernes para restaurar «la democracia secular» en el país, desatando el caos en Ankara y Estambul, las principales ciudades de Turquía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Erdogan: «Esto es traición. Pagarán un precio muy alto»