El FBI exculpa a Hillary Clinton, pese a ser negligente con el correo electrónico

Adriana Rey NUEVA YORK / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

MIKE STONE | REUTERS

La agencia confirma que compartió información «top secret» en su cuenta privada

06 jul 2016 . Actualizado a las 01:40 h.

El FBI ha dado carpetazo al escándalo de los correos electrónicos de Hillary Clinton porque dice no haber encontrado pruebas suficientes contra ella. Así lo anunció ayer el director de la agencia, James Comey, desde la sede de la agencia en Washington: «Ningún fiscal razonable presentaría cargos contra ella. No hay pruebas que respalden una imputación criminal en este caso».

A pesar de su contundente postura al respecto, el FBI no ocultó su alarma por una gestión que definió como «extremadamente descuidada». De hecho, Comey advirtió: «Aunque no se encontraron pruebas claras de que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, o sus compañeros tuvieran intención de violar las leyes que rigen el manejo de información clasificada, hay pruebas de que fueron muy negligentes en su manejo de información muy delicada, altamente clasificada».

En una comparecencia de la que ni siquiera la Casa Blanca estaba informada, el director del FBI desveló que hubo un intercambio de siete correos que trataron información top secret (el nivel más alto de clasificación confidencial de material a nivel nacional).