Más de cien ataques xenófobos contra inmigrantes desde el día del referendo

Los destinatarios son por el momento polacos, pero hay gallegos que también perciben un clima de hostilidad


Londres / E. La Voz / Redacción

Agata Brzezniak llegó al Reino Unido con una beca de Polonia cuando tenía 17, ahora tiene y estudia un doctorado en Química. «He hecho del Reino Unido mi casa, aquí me he sentido segura y apreciada», explica la joven. Sin embargo, desde que el viernes se anunció que el brexit había ganado en el referendo, la vida de Brzezniak cambió. Fue abordada en la calle por una mujer que le preguntó si era polaca. Cuando se lo confirmó, su interlocutora la asustó, diciéndole que tenía que irse o que obtener una visa si quería permanecer en «su» país. «Su sonrisa y la forma en que me miraba me hicieron llorar», relata Agata.

No es un caso aislado. La policía habla de más de 100 incidentes xenófobos de este tipo desde el viernes, pero asegura que podrían ser muchos más los que no han sido denunciados. «Tenemos que ser absolutamente claros en que este Gobierno no tolerará la intolerancia», recalcó el primer ministro David Cameron durante su intervención en el Parlamento británico. Cameron confirmó otros incidentes como el sufrido por Agata, en los que «se intimidó a inmigrantes y se les dijo que se vayan a su casa».

La alarma saltó porque el Centro Cultural de Polonia en Londres amaneció con una pintada racista. «Nos sorprendió y entristeció mucho descubrir un grafiti realmente desagradable en la fachada de nuestro edificio», se lamentó la presidenta del centro, Joanna Mludzinska, en un mensaje en las redes sociales.

La preocupación es alta y el alcalde de Londres, Sadiq Khan, pidió a la policía que esté muy atenta. «Me tomo muy seriamente mi responsabilidad de defender la fantástica mezcla de diversidad y tolerancia de Londres», afirmó el laborista pidiendo a su vez «no demonizar a los 1,5 millones de londinenses que votaron a favor del brexit». Son muchos los que culpan directamente a los partidarios de ese lado de la campaña de fomentar esta xenofobia por el tono de sus mensajes y por culpar directamente a los extranjeros de los problemas del Reino Unido.

Desde Scotland Yard, se hizo una llamada a la calma, con el argumento de que la seguridad y la diversidad de Londres están plenamente garantizadas. Sin embargo, para la gallega Miriam, residente en Londres desde hace casi 10 años, la tensión es palpable en varios rincones de la capital. «Cuando vas a recoger a tus hijos al colegio no dejamos de hablar de esos episodios. Es muy triste que le digan a una niña que se vaya a su país por ser polaca. Nunca había oído una cosa semejante aquí», lamenta.

Uno de los incidentes investigados por la policía fue la aparición de folletos racistas en Huntingdon, en el sur de Inglaterra, en una zona con muchos inmigrantes polacos a los que se califica como «una plaga» y se les pide que vuelvan a su país. También se ve un aumento de mensajes xenófobos en redes sociales, con cruces de insultos en contra de los inmigrantes, a los que se exige que hagan las maletas, que dejen de usar en sistema sanitario y que no reciban más ayudas sociales.

Irlanda pide moderación ante el incremento de las peticiones de pasaportes

El ministro de Exteriores irlandés, Charles Flanagan, pidió ayer moderación ante el gran número de solicitudes de pasaportes irlandeses por parte de británicos tras la votación del jueves pasado a favor del brexit. Flanagan dijo que esta gran cantidad de pedidos puede causar un colapso de la administración encargada del proceso y que eso podría causarle problemas a quienes realmente necesitan el pasaporte.

«El mayor interés [en nuestros pasaportes] demuestra claramente que a algunos ciudadanos británicos les preocupa perder de repente sus derechos como ciudadanos de la UE», dijo el ministro. Sin embargo, este no es el caso en el «futuro previsible», añadió. Pueden pedir un pasaporte irlandés quienes hayan nacido en Irlanda o tengan padres irlandeses. En algunas circunstancias, también alcanza con tener abuelos irlandeses.

Los nacionalistas galeses se valen del resultado para pedir el rediseño del Reino Unido

La líder del partido nacionalista galés Plaid Cymru, Leanne Wood, afirmó ayer que su formación debe hacer campaña por una «nueva unión de naciones independientes» en el Reino Unido, tras el voto por abandonar la UE del pasado jueves. «A pesar de que esta situación no la hemos creado nosotros, el Plaid Cymru cree que rediseñar el actual Reino Unido es la única opción posible. Una nueva unión de naciones independientes que trabajen juntas por el bien común», afirmó.

Hasta ahora el partido nacionalista solo había hablado de un Gales independiente a largo plazo, pero el voto favorable al brexit en el conjunto del Reino Unido lo ha «cambiado todo», indicó Wood. En Gales, el 52,5 % de los electores se decantaron por romper los lazos con Bruselas, a diferencia de lo que ocurrió en regiones como Escocia e Irlanda del Norte, donde la permanencia en la UE ganó con el 62 % y el 55,8 %, respectivamente. «Afrontamos un enorme reto. Todos nosotros, ya votáramos por permanecer o por salir, debemos estar preparados para ser inteligentes y confiar en nosotros mismos de cara a forjar un futuro nuevo, inclusivo y con miras hacia el exterior para nuestra nación», argumentó Wood.

Un gallego en Londres a favor del «brexit»

 

La mayoría están a favor de permanecer en la UE, pero dentro de la colonia gallega en el Reino Unido también hay alguna voz que habla a favor del brexit. Vitor Vicente, un joven de Bertamiráns que lleva en Londres cuatro años trabajando en servicios de reparto, es una de ellas. ¿Por qué defiende que su país de acogida abandone la UE? Porque, dice, ha fallado a sus principios fundacionales creando una Europa de dos velocidades. Pero antes de nada quiere aclarar que «estase atribuíndo aos que nos posicionamos polo brexit coma xente de extrema dereita e, ou, antieuropeístas e, dende logo no meu caso, non é dese xeito».

Lo que reivindica este gallego es una UE que no tenga «socios con privilexios, cunha política social integradora e comprometida pero o que máis desexo é que se abra un debate de cara a onde queremos camiñar, que futuro queremos e como imos xestionar diante dos grandes problemas que ten o mundo».

Defiende que el brexit «abreu ese melón e agora agardo que naza un debate no seo da esquerda europea (...) e que dese debate se vaia configurando unha estratexia socio-política e económica para poder facer fronte a todos estes retos».

No tiene miedo de las consecuencias que puede tener la marcha de la UE para los gallegos que trabajan en la isla: «Francamente, está por ver como avanza o proceso de ruptura e que tipo de acordos e tratados de colaboración se asinan entre a UE e o Reino Unido e, paralelamente, entre o Reino Unido e España. Aos residentes na illa non creo que nos afecte directamente porque temos a vida alá establecida e formamos parte xa do seu sistema, pero é moi probable que para vindeiros inmigrantes o proceso deixe de ser tan doado como até agora». Por otra parte, recuerda que está «tamén por ver como o Goberno británico xestiona o caso escocés».

Manda el no

La postura de Vitor no es común entre los gallegos. José Segura, un joven de A Coruña hijo de emigrantes que votó en el referendo, opina justo lo contrario. Cree que el Reino Unido debería haber optado por quedarse. Pero explica que, aunque en la capital británica esa es la postura dominante, no ocurre igual en el resto del país. «Al contrario de la opinión dominante en la capital, en otras zonas muchos querían marchar y una de las razones que aducen es que todo el dinero que envía el Reino Unido a Bruselas podría haberse empleado mejor en construir algunos hospitales o en cualquier otra cosa», dice. Observa también que «no hay un ambiente igual en Londres desde que se produjo la votación. Porque nadie sabe qué ocurrirá a partir de ahora».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Más de cien ataques xenófobos contra inmigrantes desde el día del referendo