El fiscal de Brasil pide prisión para los presidentes del Senado y el Congreso

Acusa también al expresidente Sarney de entorpecer la investigación de Petrobras


Buenos Aires / Colpisa

 En una medida sin precedentes, el procurador general de Brasil, Rodrigo Janot, pidió al Supremo Tribunal Federal el arresto del presidente del Senado, Renan Calheiros, del expresidente José Sarney (1985-1990), del senador y exministro Romero Jucá y del suspendido presidente de la Cámara de Diputados Eduardo Cunha. Según la información divulgada ayer por el diario O Globo, Janot los acusa de obstaculizar las investigaciones de corrupción en Petrobras.

La noticia causó un nuevo revuelo en la ya muy alborotada escena política brasileña. Todos los acusados son eminentes figuras del PMDB, el partido del presidente interino Michel Temer, que reemplazó a Dilma Rousseff hace menos de un mes.

El diario portugués informó de que la solicitud de Janot está en el escritorio del magistrado Teori Zavascki desde hace una semana. Ayer el fiscal se negó a comentar la noticia. «No confirmo nada», dijo Janot. Tampoco el tribunal se pronunció.

En cambio los acusados emitieron notas de rechazo a la petición. Renan sostuvo que la solicitud es «irrazonable, desproporcionada y abusiva», y aseguró que no practicó «ningún acto» que pueda ser interpretado como tentativa de obstrucción de la Justicia. Además de prisión, Janot pidió para Renan que sea apartado de su escaño y de su cargo en el Senado. Jucá consideró «absurda» la solicitud de arresto y reiteró que apoya la investigación. Por su parte, el abogado de Sarney, Antonio de Almeida Castro, reveló que el exmandatario está «perplejo». Con 86 años, Sarney debería quedar bajo arresto domiciliario con tobillera electrónica, según el fiscal.

Grabaciones comprometidas

Calheiros, Jucá y Sarney fueron grabados por el expresidente de Transpetro, Sergio Machado, también del PMDB. Machado -colocado por recomendación de Calheiros- está siendo investigado por corrupción en la petrolera y grabó algunas conversaciones de los tres acusados en las que se muestran en contra de la investigación Lava Jato. Tras el acuerdo de delación recompensada, Machado también brindó detalles sobre un fondo administrado por un hijo suyo con dinero de Petrobras para Calheiros, Jucá y Sarney.

Cuando salieron a la luz pública las grabaciones, Jucá, que ya estaba siendo investigado en la Lava Jato y en las conversaciones sostenía que el apartamiento de Dilma contribuiría a «cortar con la sangría» que mandó a prisión a políticos y empresarios, tuvo que renunciar como ministro de Planeamiento de Temer.

Diversos juristas creen que Janot podría tener algo más que estas grabaciones para justificar la petición de prisión. Aun así, no descartan que el juez opte por una medida menos grave, como la de suspender el mandato de Calheiros y Jucá, al igual que hizo el Supremo con Cunha, suspendido en mayo de su cargo y de la titularidad de la Cámara Baja.

El Ministerio de Transparencia investiga fraudes en las obras de los Juegos Olímpicos

El recién creado, por el Gobierno interino de Michel Temer, Ministerio de Transparencia, participa, con la Fiscalía y la Administración Federal de Impuestos en la investigación de un fraude cometido el consorcio de constructoras que edifican las instalaciones del Parque de Deodoro, que albergará las competiciones de piragüismo en aguas rápidas, ciclismo BMX, bicicleta de montaña, hockey sobre hierba, tiro y decatlón en los Juegos Olímpicos. La Policía Federal llevó a cabo ocho registros en oficinas del Consorcio Complejo Deodoro y las empresas que lo integran en Río de Janeiro y Duque de Caxias, informa Efe. Los agentes buscan información sobre el desvío de 24,3 millones de dólares, mediante la firma de contratos con empresas inexistentes para simular el pago de trabajos que no fueron ejecutados.

El fraude, que supone el 12,5 % de el pago del Ministerio de Deportes a las constructoras Queiroz Galvao y OAS para la retirada de residuos, comenzó a ser investigado a mediados del año pasado, después de que el consorcio exigiera cantidades adicionales a las presupuestadas y la Contraloría General de la Unión constatara que los volúmenes retirados eran exagerados. Las obras en el Parque Olímpico de Deodoro son investigadas desde el año pasado y en marzo del 2016 la Justicia ya había ordenado el bloqueo de 36,7 millones de dólares, por sospechas de fraude en los servicios de remoción de tierras.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El fiscal de Brasil pide prisión para los presidentes del Senado y el Congreso