Hugo Moyano, de la lucha obrera a la poltrona del fútbol argentino

Moyano, de 72 años, lleva desde los 18 vinculado al mundo sindical argentino


BUENOS AIRES / e. LA VOZ

El camionero e histórico líder sindical argentino Hugo Moyano ha anunciado su renuncia a la secretaría general de la mayoritaria Confederación General del Trabajo (CGT) después de tres mandatos consecutivos para «dejar paso a los jóvenes» y así disputar la presidencia de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). Hugo Moyano lleva, literalmente, medio siglo en la política sindical. Tiene 72 años y desde los 18 es representante del gremio de conductores de camiones. Inició su carrera en su Mar del Plata natal y fue ganando protagonismo hasta consolidarse como uno de los referentes del sindicalismo argentino y convertir al gremio de camioneros en uno de los más beligerantes y poderosos del país.

Fue aliado estratégico de Néstor Kirchner y en los últimos años sus aspiraciones de participar en las listas electorales, junto a sus reivindicaciones por la reducción del impuesto a las ganancias en los sueldos de los trabajadores lo enfrentaron a Cristina Fernández. Su renuncia a la CGT «opositora» no implica dejar su bastión que su apellido abandone el liderazgo del gremio del transporte. Muy al contrario, su hijo Pablo, número 2 del sindicato, declaró que lucharán para recuperar afiliados. Las últimas semanas, el gremio se enfrenta, incluso con bloqueos a la entrada y salida de mercancías en unos supermercados. Reclaman que los trabajadores de logística sean reencuadrados bajo su convenio colectivo.

Durante la campaña de las presidenciales, Moyano acompañó a Mauricio Macri en la inauguración de una estatua de Juan Domingo Perón, un acto criticado por su incoherencia ideológica desde varios sectores. Su proximidad al presidente argentino se vio afectada por la masiva movilización convocada por todas las centrales sindicales con motivo del Primero de Mayo, en la que Moyano fue el único orador y criticó la política económica y de empleo del Gobierno.

Este distanciamiento podría costarle caro en su carrera para presidir la AFA. El próximo 30 de junio, Moyano competirá contra la candidatura del famoso presentador y empresario televisivo Marcelo Tinelli. Ambos aspiran a dirigir una entidad convulsionada e inmersa en una lucha política feroz por el control del negocio del fútbol. El suplemento deportivo Canchallena publicó recientemente que el macrismo podría inclinar la balanza, dando un apoyo velado al presentador televisivo. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hugo Moyano, de la lucha obrera a la poltrona del fútbol argentino