Ocho miembros de una familia mueren tiroteados en Ohio

Los únicos supervivientes fueron tres niños de 4 días, seis meses y tres años respectivamente


Un total de ocho miembros de la misma familia -entre ellos un joven de 16 años- han muerto tras recibir un disparo en la cabeza en el estado estadounidense de Ohio, según han informado este viernes las autoridades locales, quienes también han confirmado el rescate de tres niños con vida.

El fiscal del estado, Mike DeWine, ha descartado que se trate de un suicidio y ha dicho que los ochos cadáveres han sido encontrados en cuatro casas diferentes -situadas todas en un radio de unos 50 kilómetros-. Algunos de los cuerpos estaban tendidos en la cama, por lo que se cree que pudieron ser asesinados mientras dormían.

Estos sucesos, aparentemente conectados entre sí, han ocurrido en una zona rural del condado de Pike, a unos 130 kilómetros al este de Cincinnati, tal y como detalla la cadena estadounidense Univision, que informa de que entre los niños rescatados hay un bebé nacido hace cuatro días.

DeWine ha insistido en que las ocho personas han sido masacradas a tiros este viernes al «estilo de una ejecución». «Es desolador. Una madre fue asesinada en su cama estando allí un recién nacido», ha agregado el fiscal. Por el momento no se ha arrestado a nadie por estos hechos.

El gobernador del estado de Ohio y candidato presidencial, el republicano John Kasich, ha dicho que se trata de una «tragedia incomprensible», mediante un mensaje publicado en su perfil oficial en la red social Twitter.

Más de 30 personas interrogadas

En una rueda de prensa, el fiscal general de Ohio, Mike DeWine, informó de que se están interrogando a más de 30 personas, pero que todavía no se puede hablar de un sospechoso o de una «persona de interés». El fiscal aseguró que no hay indicios para pensar que existe una amenaza contra el condado de Pike, aunque sí una «amenaza específica» para el resto de miembros de la familia Rhoden, de la que formaban parte los asesinados.

Por su parte, el sheriff del condado, Charles Reader, explicó que el Buró Federal de Investigación (FBI) está «en espera» para participar en el caso, pero aún no se ha implicado en la investigación. Todas las víctimas pertenecían a la familia Rhoden y murieron de un tiro en la cabeza, algunos mientras dormían.

Los únicos supervivientes del tiroteo fueron tres niños de 4 días, seis meses y tres años respectivamente, informó el sheriff del condado, Charles Reader. «Algunas de las muertes ocurrieron durante la noche porque algunas víctimas estaban en la cama. A una madre la mataron con su hijo al lado», relató, visiblemente horrorizado, el fiscal general.

Aunque las primeras informaciones apuntaban a que habían muerto niños en el suceso, el sheriff aclaró que solo una de las víctimas es menor y tiene 16 años. Las autoridades desconocen cuál habría sido el móvil de esta masacre y, por el momento, no disponen de más información sobre el suceso. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Ocho miembros de una familia mueren tiroteados en Ohio