El 70 % de los gallegos rechaza la política de la UE hacia los refugiados

Los votantes del Partido Popular son quienes más apoyan la postura oficial, aunque solo en un 25 %

Política de la Unión Europea con los refugiados Política de la Unión Europea con los refugiados

Redacción / la voz

El malestar que recorre la conciencia de una gran parte de la ciudadanía europea con respecto a la posición de la UE frente a los refugiados se siente del mismo modo en Galicia. Esa es la principal conclusión que se extrae de los resultados de la encuesta elaborada por Sondaxe específicamente sobre este dramático fenómeno. El 70 % de los encuestados asegura que le parece mal o muy mal la política de la Unión Europea a este respecto.

El rechazo de los encuestados no tiene paliativos y se representa con claridad en todas las variables, más allá del género, el hábitat, la edad o incluso la filiación política de los encuestados.

Las imágenes permanentes del drama de los refugiados y la incapacidad de las autoridades europeas para dar una salida al caos que se vive en las fronteras de la Unión, mantiene a la mayor parte de la opinión pública en una postura crítica ante la situación. En este último apartado, ni siquiera los encuestados que admitieron ser votantes del PP se mostraron favorables al trato que la UE está dando a los refugiados. Solo el 26,2 % manifestaron estar de acuerdo o muy de acuerdo con la política comunitaria, frente al 49 % que consideraron que esa política les parecía mal o muy mal. En el resto de opciones políticas, la oposición a la gestión de la crisis por parte de la Unión es muy mayoritaria.

Solo el 16 % respalda el polémico acuerdo con Turquía

El pasado 7 de marzo, la Unión Europea llegaba a un acuerdo con Turquía que ha sido el detonante de la indignación ciudadana con respecto a la crisis de los refugiados, la más importante a la que ha tenido que hacer frente el continente desde la Segunda Guerra Mundial.

Básicamente, el acuerdo entiende un suplemento en la ayuda del club comunitario hacia Turquía, cifrado en 6.000 millones de euros, a cambio de que ese país recoja a los refugiados que entren ilegalmente en la UE. En la práctica es el portazo definitivo a los que buscan refugio de las fronteras de Europa.

Los gallegos que han respondido a la encuesta de Sondaxe se han mostrado mayoritariamente en contra de este acuerdo. El 65,6 % lo rechaza y solo recibe el apoyo de un 16,2 % Es importante tener en cuenta que un 11,7 % desconoce el contenido del acuerdo entre Bruselas y Ankara.

Hay una importante diferencia en la valoración de este acuerdo en función de la edad. Los encuestados más jóvenes se muestran más en contra, mientras que los mayores de 55 registran una mayor comprensión: el 22,5 % apoyan el acuerdo en tanto que entre los encuestados que tienen entre 18 y 34 años solo lo hacen en el 11,6 %.

El pacto alcanzado por las autoridades comunitarias y turcas ha merecido las críticas incluso de la ONU al entender que viola el espíritu del derecho de asilo que recogen los convenios internacionales y el de la Unión. Amnistía Internacional o la Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) dudan del estatus de Turquía como «país seguro». Por toda Europa se han producido manifestaciones y pronunciamientos en contra. En varios concellos gallegos las banderas de la UE lucieron a media asta tras la controvertida decisión. Es en las ciudades gallegas precisamente donde la posición contraria al acuerdo es más intensa y también donde el nivel de conocimiento de los términos y consecuencias de ese acuerdo es mayor. En cuanto a la tendencia política de los encuestados, la mayor oposición viene por parte de los votantes de En Marea y el BNG, en tanto que los encuestados que votaron al Partido Popular están más divididos en su apoyo a este acuerdo con solo una diferencia de dos puntos entre quienes lo apoyan y quienes no lo hacen.

Los jóvenes son los más críticos con la posición de las autoridades comunitarias

Durante meses, los países que forman la Unión Europea han sido incapaces de dar una salida satisfactoria al fenómeno provocado por la guerra en Siria y la inestabilidad de los países bajo la influencia del Estado Islámico y que ha creado una inacabable columna de refugiados que buscan en Europa protección frente a los horrores de la guerra. Solo durante el 2015, se estima que más de medio millón cruzaron el Mediterráneo huyendo básicamente de Siria y Afganistán. Pese a las cumbres celebradas, las autoridades europeas no han sabido resolver ni canalizar ese flujo favoreciendo la actividad de las mafias y una catarata de tragedias que diariamente inundan los telediarios de toda Europa.

En la encuesta de Sondaxe, el malestar por esa política se manifiesta con mayor claridad en función de la edad de los encuestados: cuanto más jóvenes más críticos. Más del 80 % de los encuestados con edades comprendidas entre los 18 y los 34 años dice que la posición comunitaria sobre los refugiados les parece mal o muy mal. Ese porcentaje desciende casi veinte puntos entre la franja de la población de 55 años o más. Un comportamiento similar tienen los encuestados en función de su hábitat. Cuanto más poblado es el lugar de residencia, más crítica la opinión hacia la política de la UE.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El 70 % de los gallegos rechaza la política de la UE hacia los refugiados