Encarnizados combates recrudecen el conflicto de Nagorno Karabaj

Con al menos 30 muertos, son los peores choques desde el alto el fuego de 1994

PHOTOLURE

La ruptura ayer del alto el fuego en Nagorno Karabaj ha desembocado en los enfrentamientos armados más encarnizados entre azerbaiyanos y armenios desde 1994. Bakú y Ereván se acusan mutuamente, como es habitual, de iniciar las hostilidades.

El número de víctimas es aún impreciso, pero incluyen civiles y niños. Bakú admite 12 muertos y Ereván, 18 muertos y 35 heridos. Azerbaiyán sostiene que los primeros en romper la tregua fueron los armenios, al atacar varios poblados fronterizos, y el Ejército armenio culpa a Azerbaiyán de iniciar el viernes una ofensiva con artillería, tanques y aviación. Según el portavoz de la autoproclamada república, David Babayán, el ataque fue repelido y las fuerzas azerbaiyanas sufrieron importantes pérdidas. Azerbaiyán, que reconoce haber perdido un helicóptero, advierte a Armenia que, si sigue ignorando el alto el fuego, los ataques serán «más destructivos».

Vladimir Putin, llamó a las partes a detener las hostilidades y sus ministros de Exteriores y Defensa telefonearon a sus homólogos azerbaiyano y armenio. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, dijo que a Putin «le preocupa seriamente» este rebrote de violencia. Babayán cree que «detrás está Turquía», que mantiene estrechos lazos con Azerbaiyán. Moscú tiene una base militar en la capital armenia y, tras el deterioro de las relaciones con Ankara, algunos especialistas temen que esta escalada bélica en Nagorno Karabaj puede derivar en un conflicto regional con la participación de Rusia y Turquía.

Los países del Grupo de Minsk para Nagorno Karabaj (EE.UU., Rusia y Francia), creado por la OSCE y bajo cuya mediación fue firmado el acuerdo de paz en 1994, convocaron una reunión urgente para mañana. Los presidentes de Azerbaiyán, Ilham Alíev, y de Armenia, Serge Sarkisián, que asistían a la cumbre nuclear de Washington, han sido instados a una solución pacífica.

Y es que la situación nunca se calmó del todo y las escaramuzas con muertos se suceden casi cada mes, sin que los numerosos encuentros entre ambos países resuelvan el contencioso. Bakú exige la devolución del territorio y la retirada de tropas armenias, mientras Ereván apuesta por la autodeterminación de Nagorno Karabaj. Los mediadores proponen como medida previa la devolución a Azerbaiyán de las franjas de seguridad en torno a Nagorno Karabaj, salvo un pequeño corredor que lo una con Armenia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Encarnizados combates recrudecen el conflicto de Nagorno Karabaj