Indignación en Croacia y Bosnia al ser absuelto el número dos de Milosevic

La Haya exculpa de crímenes de guerra por falta de pruebas al líder nacionalista serbio Vojislav Seselj


Redacción

Sorpresa e indignación ha causado la sentencia del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY) que absuelve al ultranacionalista serbio Vojislav Seselj, uno de los hombres más próximos a Slobodan Milosevic durante las guerras de 1991 a 1994 en Bosnia y Croacia. Un fallo que supone un severo tirón de orejas para la Fiscalía, que pedía 28 años y que no ha logrado probar ni uno solo de los nueve delitos que le imputaba. El propio Seselj se burló del fallo y de sus acusadores: «Podría haber recibido al menos un poco de pena para que no se irriten tanto los enemigos de los serbios».

La Fiscalía no logró probar que los voluntarios del Partido Radical Serbio obedecieran a su fundador, Seselj, «cuando participaban en operaciones militares». Según el tribunal internacional de La Haya, «las fuerzas armadas yugoslavas estaban organizadas bajo el principio de unidad de comando», por lo que Seselj «no pudo tener ninguna relación de jerarquía una vez los voluntarios se integraron en ellas». Al no tener mando directo, el líder serbio solo tuvo responsabilidad moral, pero no penal sobre los actos de las milicias paramilitares.

El exministro de Veteranos de Guerra Predrag Matic, él mismo víctima de torturas en campos serbios, se mostró «consternado». Cree que solo los numerosos discursos públicos en que incitaba a la guerra y a crímenes, que todos pudieron ver por telefisión, deberían bastar para condenarlo, porque causaron mayor mal que los autores materiales.

El fallo afirma que la Fiscalía tampoco fue capaz de demostrar que Seselj tuviera responsabilidad penal en la expansión de la violencia en Serbia ni en la deportación de miles de musulmanes. Tras saber que era «un hombre libre», el ultranacionalista, que no asistió a la lectura del veredicto, cargó contra al tribunal de la ONU, del que dijo que «no tiene ninguna importancia jurídica». Seselj reclamará, además de los 12 millones de euros que pidió en el 2012 por su encarcelamiento y ayer le denegó el tribunal -se entregó al TPIY en el 2003 y estuvo preso hasta el 2014, en que fue liberado por motivos humanitarios para tratarse un cáncer-, otros 2 millones por los sufrimientos que padeció mientras esperaba sentencia.

La absolución desató la indignación en Croacia y Bosnia. El primer ministro de bosnia, Denis Zvizdic, se mostró incrédulo y su homónimo croata, Tihomir Oreskovic, calificó la sentencia de «vergonzosa». «Como sabemos todos, especialmente aquí en Vukovar, [la ciudad destruida por los serbios, desde donde hablaba] nunca se arrepintió», agregó. Croacia prohibió la entrada a su territorio de Seselj, según medios de Zagreb citados por DPA. «Si viene, lo detendremos», afirmó Oreskovic.

Una sentencia que aprovechará para apuntalar sus opciones al Parlamento

La sentencia que deja libre a Vojislav Seselj llega en un momento que puede reportarle alguna ventaja política, a mayores de la exculpación. A pocas semanas de que, como cabeza de lista, logre meter al Partido Radical Serbio en el Parlamento, en las legislativas del 24 de abril, el líder nacionalista no desaprovechó para cargar contra «un tribunal antiserbio [...] en manos de las potencias occidentales como instrumento del nuevo orden mundial». El que fue vice primer ministro con Slobodan Milosevic entre 1998 y 2000, se movía «por el fervor político», admitieron los jueces, pero «la propaganda de una ideología nacionalista no es en sí criminal». Conocido por su retórica violenta, reiteró que la idea de la Gran Serbia sigue siendo «inmortal» y que no le importan las reacciones de Croacia y Bosnia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Indignación en Croacia y Bosnia al ser absuelto el número dos de Milosevic