El dolor por los atentados de Bruselas llega a los asentamientos de refugiados

«Lo siento por Bruselas», reza el cartel de un niño sirio que se encuentra en la frontera entre Grecia y Macedonia

Un niño sirio muestra su pesar por los atentados
Un niño sirio muestra su pesar por los atentados

La imagen de un niño sirio portando un cartel de apoyo a Bélgica, tras la cadena de atentados terroristas que ha sufrido hoy su capital, representa el deseo de los refugiados al fin de la violencia, de la que ellos mismos huyeron dejando su país. 

Este pequeño destaca dentro de un numeroso grupo agolpado en la frontera entre Grecia y Macedonia. El número total de migrantes y refugiados repartidos por toda Grecia asciende hoy a 52.207, siendo el campamento fronterizo de Idomeni el que -con 13.250- más personas alberga. Desde el lunes, unas 50 personas de diversas nacionalidades permanecen tendidas en las vías del tren que cruzan este campamento improvisado y bloquean el paso del tren hacia la Antigua República Yugoslava de Macedonia.

Según los medios presentes en el campamento, los refugiados dicen estar determinados a continuar ocupando la línea férrea hasta que se reabra la frontera. El puerto del Pireo, que ayer superó las 5.000 personas, ha visto reducida ligeramente su población esta mañana, y según los datos oficiales, cuenta ahora con 4.840 migrantes y refugiados. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El dolor por los atentados de Bruselas llega a los asentamientos de refugiados