Alemania prohíbe el grupo neonazi de los Lobos Blancos

Su líder, cuyo nombre no ha sido publicado, reside en Hamburgo, aunque sus miembros se encuentran repartidos por todo el país


Berlín / colpisa

Las autoridades alemanas parecen decididas a atajar los brotes de violencia xenófoba y racista por parte de grupos de extrema derecha y neonazis en Alemania, protagonistas de los ataques e incendios provocados que sufren los centros de acogida y residencias de refugiados repartidos por todos el país. El ministro del Interior, Thomas de Maizière, anunció ayer la prohibición inmediata de uno de los grupos más agresivos del panorama ultra, los Weisse Wölfe Terrorcrew (WWT), la hermandad de los Lobos Blancos que a su nombre de guerra había añadido el calificativo de «equipo terrorista». La decisión, que conlleva la confiscación por el Estado de todos los bienes de la asociación, se vio acompañada de registros en 15 sedes y viviendas de diez Estados. La violencia extrema por la que son conocidos los Lobos Blancos obligó a la intervención de comandos especiales antiterroristas de la Policía, que inició la operación antes del amanecer.

Sin anunciar detenciones, De Maizière dijo en Berlín que se trata de una asociación de neonazis que invita a la violencia abiertamente contra el Estado, rivales políticos, inmigrantes y refugiados y que acostumbra a provocar graves enfrentamientos callejeros. «Esta asociación se reafirma públicamente en los valores del nacionalsocialismo y aspira a una dictadura siguiendo su ejemplo. Ese objetivo debía ser conseguido por todos los medios», declaró.

«Quien practica actos violentos de motivación racista, quien difunde ideología nacionalsocialista, quien quiere acabar con nuestro orden social democrático y libre deberá contar también en el futuro con todas las consecuencias de una democracia que sabe defenderse», dijo a su vez Andy Grote, senador de Interior de la ciudad-Estado de Hamburgo, responsable de la iniciativa para acabar con la banda. De Maizière explicó que su núcleo duro se compone de unas 25 personas, pero no dio cifras sobre el entorno que puede apoyarles. Su líder, cuyo nombre no ha sido publicado, reside en Hamburgo, aunque sus miembros se encuentran repartidos por todo el país.

Ataques a refugios

El responsable de Interior recordó que la Fiscalía de Bamberg, en el sur, abrió el pasado año un sumario contra varios miembros de los Lobos Blancos, dos de los cuales se encuentran en prisión preventiva. «El sumario describe planes para ataques a residencias para refugiados», señaló De Maizière. Desde su fundación en 2008, la hermandad ha cometido distintos delitos como el uso de uniformes y simbología nazi, lesiones graves, resistencia a la autoridad e incitación al odio racial. Han protagonizado además violentas peleas con grupos de izquierda y antifascistas. La hermandad de los Lobos Blancos se fundó en homenaje al clandestino grupo de rock nenonazi del mismo nombre, que difunde canciones con textos como «Cuando nos encontramos de marcha por el país arde en cada ciudad un asilo de refugiados».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Alemania prohíbe el grupo neonazi de los Lobos Blancos