Los partidos alemanes se ponen de acuerdo para aislar a los ultras

Buscan nuevas fórmulas para gobernar sin aliarse con AfD


BERLÍN / E. LA VOZ

El verde Winfried Kretschmann, que tiene previsto tantear hoy a socialdemócratas, a cristianodemócratas y hasta a liberales, lo tiene más difícil que nunca en Baden-Württemberg. Tampoco resultará una tarea sencilla para los candidatos que salieron victoriosos en Renania Palatinado y Sajonia-Anhalt. Las tres regiones alemanas que celebraron elecciones el pasado domingo han dado el pistoletazo de salida a las negociaciones para formar Gobierno, un diálogo marcado por el cordón sanitario de todos los partidos contra la formación ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD), al igual que ocurriera en Francia con el Frente Nacional de Marine Le Pen.

«Si se observan los contenidos programáticos, no puede haber una cooperación entre la Unión Cristianodemócrata y AfD», argumentó el secretario general de la CDU, Peter Tauber, en el canal de televisión ZDF. El SPD, los Verdes y La Izquierda no tardaron en sumarse al rechazo de una alianza con los populistas. Pero esta decisión va a poner a prueba su ingenio a la hora de dar con nuevas fórmulas que les permitan gobernar, después de que AfD recabara el voto de protesta por la actual gestión migratoria de Angela Merkel, robándoles escaños a todos, y consiguiera representación en 4 de los 8 Parlamentos regionales del país.

Sin embargo, muchos expertos aseguran que AfD podría correr la misma suerte que otras formaciones que irrumpieron con fuerza en unos comicios y se desinflaron en los siguientes, como el Partido Pirata o los liberales del FDP. Para evitarlo, su vicepresidente, Alexander Gauland, sugiere que AfD «ocupe un puesto en la oposición durante un tiempo», insistiendo en que incluso importantes formaciones de los anos 50, como el Partido Alemán o el Bloque Pangermánico, desaparecieron sin pena ni gloria. Una estrategia que no comparte su presidenta, Frauke Petry, quien ya sueña con obtener un resultado similar en las elecciones generales del 2017.

Con todo, no conviene menospreciar a AfD, que ha desatado un verdadero terremoto político. «No sé si se va a ser un problema permanente», aseguró Merkel, que por primera vez ha hablado de iniciar una batalla dialéctica con la ultraderecha, en lugar de ignorarla. La canciller está preocupada, pero también Europa, que veía a Alemania como la única excepción a la epidemia de populismos de derechas que ha calado a fondo en el continente.

Políticos locales son amenazados por ayudar a refugiados

Varios políticos de las localidades de Dreieich y Neu-Isenburg (oeste) fueron amenazados por carta en los últimos días por apoyar la acogida de refugiados musulmanes. Políticos del PSD, la (CDU), Los Verdes y La Izquierda, informa Efe, recibieron misivas idénticas que critican su postura y les advierten de que sufrirán las consecuencias si no cambiaban de actitud.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Los partidos alemanes se ponen de acuerdo para aislar a los ultras