Los ultras con pasado neonazi, en el Parlamento de Eslovaquia

El presidente del partido organizó marchas paramilitares contra la minoría gitana y expresó claras simpatías por Hitler


Redacción / La Voz

Ni con su mensaje antiinmigración, el socialdemócrata Robert Fico ha logrado mantener su mayoría absoluta. El primer ministro saliente de Eslovaquia se impuso en las legislativas del sábado, pero tendrá difícil formar una coalición de Gobierno dada la gran fragmentación del nuevo Parlamento. La gran sorpresa y el gran temor ha sido la entrada por primera vez en el Legislativo del ultranacionalista de origen neonazi Partido Popular Nuestra Eslovaquia (LSNS).

La retórica antieuropeísta y contra la OTAN es una de las divisas del LSNS. Marian Kotleba, líder del partido, fue presidente del ilegalizado Slovenská Pospolitost, que organizó marchas paramilitares contra la minoría gitana y expresó claras simpatías por Hitler. Acusado en varias ocasiones de racismo y extremismo, nunca llegó a ser condenado.

También Fico enarboló el rechazo a los refugiados en su campaña y empleó una retórica antimusulmana. Su partido obtuvo 49 diputados, muy lejos de los 83 escaños con los que ha gobernado con mayoría absoluta los últimos cuatro años. Necesitará al menos dos socios de coalición para formar un Ejecutivo estable que asuma en julio la Presidencia rotatoria de la UE

Ocho fuerzas se sentarán en el Parlamento unicameral de 150 miembros en el que partidos protesta y los ultras acumulan un tercio de los escaños.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Los ultras con pasado neonazi, en el Parlamento de Eslovaquia