Uno de los sospechosos del 11-S denuncia ser víctima de abusos en Guantánamo

Asegura que los guardias le han privado del sueño durante años haciendo ruido y emitiendo vibraciones


Los abogados del ciudadano yemení Ramzi bin Al Shibh, sospechoso de participar en los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos, han informado al tribunal de que su cliente lleva años siendo objeto de abusos por los guardias de la cárcel de Guantánamo en la que se encuentra y han pedido la suspensión de los procedimientos hasta que cese este comportamiento.

Al Shibh, de 43 años, testificó el pasado viernes en la audiencia preliminar que los guardias de Guantánamo le han privado de sueño durante años haciendo ruido y emitiendo vibraciones que le impedían dormir.

Los guardias, ha añadido, han ignorado sistemáticamente la orden emitida en el 2013 por el magistrado militar coronel James Pohl para que cesaran estos abusos. La Fiscalía ha acusado al yemení de mentir al tribunal.

El abogado de Al Shibh, James Harrington, ha expresado su preocupación por el bienestar de su cliente ante «las posibles represalias de las que podría ser víctima tras dar este testimonio».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Uno de los sospechosos del 11-S denuncia ser víctima de abusos en Guantánamo