Haití elige a un presidente interino que ponga fecha a las elecciones

Jocelerme Privert, exministro de Aristide, era el líder del Senado


La solución a la crisis política que vive Haití se abre paso a duras penas, mientras la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, aplazada por segunda vez la víspera del día en que iban a celebrarse, el 24 de enero, sigue aún sin fecha y provocando violentas protestas diarias en las calles de Puerto Príncipe. El ya expresidente Michel Martelly, quien el 7 de febrero entregó el poder al Parlamento para que eligieran a un sucesor provisional, ya tiene sustituto, Jocelerme Privert, que hasta ayer fue presidente del Senado.

La elección de Privert pone fin a una semana de vacío de poder, tras finalizar el mandato de Martelly sin un sucesor salido de las urnas, tras posponerse indefinidamente la segunda vuelta de las elecciones presidenciales debido a las protestas de la oposición. El nuevo presidente dispondrá desde este lunes de 100 días, hasta el 14 de mayo para convocar las elecciones, para lo cual deberá superar las denuncias de fraude de la oposición y las violentas protestas que obligaron a suspenderlas ya dos veces.

Para ello deberá conformar, tras la dimisión de seis de sus nueve miembros, un nuevo Consejo Electoral capaz de aplacar los movimientos de protesta ante un proceso que la sociedad civil considera fraudulento. Además deberá formar un Gobierno capaz de asistir a los «3,6 millones de haitianos que sufren hambre», según el Programa Mundial de Alimentos.

Pero no lo tendrá fácil. Además de que todas sus decisiones podrán ser secuestradas por el Parlamento y el Senado, debe elegir un primer ministro capaz de armonizar las expectativas de una clase política fuertemente polarizada.

Paso por prisión

En junio del 2006, pocos meses después de que comenzara el segundo gobierno de Preval, el nuevo presidente quedó en libertad tras pasar dos años en prisión, al no hallar la Fiscalía pruebas contra él. Privert había sido detenido en abril del 2004, durante la revuelta anti-Aristide, acusado de ser el autor intelectual de la masacre, en una operación de la policía y de civiles armados, de Saint Marc, ocurrida en febrero de ese año tras la visita del entonces primer ministro, Yvon Neptune, a la ciudad del norte del país. Privert consideró siempre su detención y encarcelamiento como una venganza política.

El recién elegido jefe de Estado había sido ministro de Interior desde el 2002 hasta el 2004, en que el entonces presidente, Jean-Bertrand Aristide, se exilió. Su regreso a la política ocurrió durante las elecciones legislativas del 2010.

En los disturbios que pusieron fin al mandato de Aristide, y bajo la amenaza de un Ejército sublevado, Privert fue arrestado el 4 de abril del 2004 por su supuesta participación en la masacre de la Scierie de Saint-Marc.

Según organizaciones haitianas defensoras de los derechos humanos, decenas de personas fueron asesinadas en febrero del 2004 en esa ciudad, entonces bastión de la oposición. Privert pasó 26 meses en prisión y después de hacer una huelga de hambre fue liberado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Tags
Comentarios

Haití elige a un presidente interino que ponga fecha a las elecciones