Hollande prepara una gran remodelación tras la marcha de Fabius

El ya exministro de Exteriores se despide con un duro ataque a Barack Obama

Colpisa
París

El presidente francés, François Hollande, prepara una gran remodelación del Gobierno, tras nombrar el miércoles a su ministro de Asuntos Exteriores, el socialista Laurent Fabius, presidente del Consejo Constitucional, puesto en el que sucede al conservador Jean-Louis Debré, designado en el 2007 por Jacques Chirac. En su despedida, el jefe saliente de la diplomacia gala arremetió con dureza contra, Barack Obama, al que acusó de falta de compromiso contra la «brutalidad espantosa» del presidente sirio Bachar al Asad y la «complicidad por parte de Rusia e Irán».

La salida de Fabius es el primer paso de la remodelación que prepara Hollande con vistas a ampliar su mayoría en las presidenciales del 2017. La reciente dimisión de la ministra de Justicia, Christiane Taubira, simboliza el creciente distanciamiento del ala izquierdista del socialismo. Por ello, no se descarta que entren en el próximo Gabinete algunos ecologistas, que se retiraron en marzo del 2014 por sus desacuerdos con la política reformista del primer ministro, Manuel Valls. E incluso que Hollande dé entrada al Movimiento de Radicales de Izquierda (centroizquierda).

Fabius (París, 1946), firme defensor de una posición dura contra Al Asad, exigió de nuevo el cese de los bombardeos contra la oposición moderada siria y criticó «un cierto número de ambigüedades por parte de una serie de aliados» que no mencionó, en su última comparecencia en la sesión de control al Gobierno.

Horas antes había sido menos diplomático con un grupo de periodistas a quienes declaró no tener la impresión de que el compromiso de EE.UU. contra el régimen de Damasco «sea muy fuerte». «No estoy seguro de que el enfoque de final de mandato de Obama le empuje a actuar tanto como declara su secretario de Estado, John Kerry», observó.

Fabius destacó como los dos «grandes éxitos» de sus casi cuatro años en el Quai de Orsay los acuerdos internacionales sobre la crisis nuclear iraní y el calentamiento climático alcanzados en julio y diciembre del 2015. Anunció que conservará la presidencia de la Conferencia de las Partes (COP) hasta dar en noviembre el relevo a Marruecos, organizador de la COP22, por ser «una función personal, no remunerada, sin incidencia ni contradicción con la actividad gubernamental».

La presidencia del Consejo Constitucional supone el colofón a la brillante carrera política de quien fue en 1984, a los 37 años, el jefe de Gobierno más joven de Francia durante la primera presidencia del socialista François Mitterrand. También ha sido ministro de Economía y Finanzas (2000-2002) y dos veces presidente de la Asamblea Nacional (1988-1992 y 1997-2000). Entonces mantuvo un idilio con Carla Bruni, actual esposa de Nicolas Sarkozy. Ni Chirac ni Sarkozy acuden por decisión propia al Consejo Constitucional, del que son miembros de pleno derecho, donde sí participa Valéry Giscard d?Estaing, el otro expresidente vivo.

En las quinielas para sucederlo suenan los nombres del exjefe del Gobierno Jean-Marc Ayrault, de la exministra Elisabeth Guigou y de la titular de Ecología, Ségolène Royal, ex y madre de los cuatro hijos del presidente.

Reforma constitucional

La Asamblea Nacional aprobó por amplia mayoría el proyecto de reforma de la Constitución para incluir el estado de emergencia y la posibilidad de despojar de la nacionalidad a los condenados por terrorismo. El siguiente trámite pasará por el Senado. La reforma de la Constitución causó grietas en el seno del Partido Socialista, pero también en las del mayor partido de la oposición, Los Republicanos de Sarkozy.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hollande prepara una gran remodelación tras la marcha de Fabius