Londres se planta ante la ONU y reitera que detendrá a Assange

rita álvarez tudela LONDRES / E. LA VOZ

INTERNACIONAL

FACUNDO ARRIZABALAGA | Efe

El activista canta victoria, pero no aclara si saldrá a la calle

06 feb 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

Emocionado y con lágrimas en los ojos el fundador de Wikileaks, Julian Assange, cantó victoria. «No puede negarse», dijo ayer desde el balcón de la embajada de Ecuador en Londres, mientras agarraba con fuerza en su mano izquierda el documento de la ONU que pide su puesta en libertad, pero sin dejar claro qué hará en los próximos días.

A su alrededor, un centenar de periodistas, seguidores y la atenta mirada de la seguridad de Scotland Yard, que sigue teniendo orden de detenerle si pone un pie fuera del suelo de la embajada. «Han tenido dos semanas para apelar y no lo han hecho porque sabían que perderían», gritó el australiano, recalcando que tanto Reino Unido como Suecia habían fracasado «al más alto nivel» ya que ayer acababa el plazo.

Assange describió su situación lamentando que llevaba detenido arbitrariamente cinco años y medio, lo que provocó la ira de un transeúnte que gritó en varias ocasiones: «¿alguien puede encerrar a esta persona?», entre aplausos de los seguidores del australiano, que le respondieron: «compañero, este es un país libre».