El éxodo de 30.000 sirios provoca otra crisis humana en la frontera turca

Los civiles huyen del infierno de Alepo, bombardea y atacada por los aliados de Al Asad


Redacción / la Voz

El infierno en que se ha convertido Alepo tras la ofensiva del régimen de Bachar al Asad y sus aliados ha provocado la enésima crisis humanitaria en la frontera con Turquía. Unos 30.000 sirios permanecían ayer bloqueados en dos pasos fronterizos. Solo en el de Bab al Salama aguardan 20.000, según la oficina de asuntos humanitarios de la ONU (OCHA). Ankara mantiene por ahora cerrada la frontera y no ha dicho si la abrirá ni cuándo lo hará. Turquía acoge ya a 2,5 millones de sirios.

Creen que en total los desplazados llegarán a los 70.000. Las fuerzas del orden turcas han sido puestas en estado de alerta, mientras oenegés organizan cómo acoger a los nuevos refugiados. La Fundación Turca para la Ayuda Humanitaria (IHH) ya abrió un nuevo campo de refugiados en el lado sirio. Un comandante del opositor Ejército Sirio Libre (ESL) denunció que rusos y sirios han cerrado el corredor humanitario y pidió a Turquía que deje entrar a los heridos, mujeres y niños.

El presidente Recep Tayip Erdogan criticó que el «mundo calle» ante los bombardeos rusos y sirios, mientras que al mismo tiempo espera que frene la ola de refugiados. «Nuestros amigos europeos quieren que paremos a los refugiados. Yo preguntó, ¿cómo podemos parar este flujo cuando se está viviendo esta tragedia?», señaló desde Quito.

La zona rural del norte de la provincia de Alepo está completamente rodeada por fuerzas del régimen, en medio de intensos bombardeos rusos. La situación humanitaria es muy difícil, según contó a Reuters Hasán Haj Alí, comandante de Liwa Suqur al Jabal, milicia integrada en el ELS y entrenada por militares estadounidenses en Catar y Arabia Saudí. Solo ayer los combates dejaron 120 muertos en los dos bandos, entre ellos un alto cargo de la Guardia Revolucionaria iraní y seis voluntarios de la milicia Basij.

El miércoles cayeron dos localidades chiíes Nubul y Zahra y la vía de suministro rebelde. Ayer Hezbolá anunció la toma de la vecina Ratyan. Haj Alí lo desmintió: «Ha habido un intento, pero hasta ahora no han sido capaces de entrar en Ratyan». Con pocas esperanzas, reiteró que necesitan misiles antiaéreos. «Pedimos a diario más apoyo, pero la cuestión de las armas antiaéreas se ha convertido en un sueño, un sueño que no se hará realidad», dijo. Los misiles antitanque estadounidense TOW, el arma más potente de su arsenal entregado por la CIA, ha ayudado a los rebeldes a ralentizar los avances sobre el terreno, pero son de poca ayuda frente a los bombarderos.

Si cae Alepo, la segunda ciudad más importante de Siria, será una dura derrota y síntoma de que la oposición está perdiendo la guerra. La entrada de Rusia y el reforzado apoyo de Irán ha sido un revulsivo para el curso del conflicto, que Al Asad estaba perdido en septiembre. Además de Hezbolá, en tierra combaten milicias chiíes de Irak y Afganistán reclutadas por Irán

El revés ha coincidido con la disposición de Arabia Saudí a desplegar tropas terrestres, si así lo requiere la coalición liderada por EE.UU. El objetivo declarado sería intensificar la lucha contra el Estado Islámico, el mismo que adujo Putin para entrar en el conflicto y apoyar a su aliado.

Un yihadista de origen portugués es quien amenaza con reconquistar Al Ándalus

El yihadista que amenaza en francés a España y Portugal en un vídeo difundido el pasado domingo por el Estado Islámico (EI) es un luxemburgués de origen y pasaporte portugués, según las autoridades lusas citadas por la revista Expresso. «Steve Duarte, de 27 años, está en Siria desde finales del 2014», según el medio.

La policía sospecha que es uno de los cinco verdugos del último vídeo del EI, grabado en la provincia iraquí de Nínive.

Vestido con ropa de camuflaje y un pasamontañas del que asoma una barba y una melena rubia, Duarte se presenta bajo el nombre de guerra de Abu Muhadjir Al Andalousi. Antes de asesinar de un tiro en la cabeza a uno de los rehenes asegura en francés: «Al Ándalus querida, ¿crees que te hemos olvidado?, no, por Dios. No eres española ni portuguesa, tú eres la Al Ándalus musulmana». «Si Alá quiere, recuperaremos Al Ándalus», señala, antes de insistir en que los «musulmanes no podrán olvidar Córdoba, Toledo o Játiva».

De Figueira da Foz

Steven Duarte es hijo de una familia católica de Figueira da Foz y sigue teniendo nacionalidad portuguesa. Pese a crecer en Luxemburgo no perdió los vínculos con el país de sus padres y a menudo regresaba a localidad lusa donde todavía tiene familia. En el 2010 se convirtió al islam en una mezquita en Argelia. También fue allí donde se casó con una mujer argelina, que formalizó el divorció a finales del pasado año y que se negó a acompañarlo a Siria.

Antes de partir hacia Siria intentó una carrera como cantante de hip hop, bajo el nombre artístico de Pollo, e incluso actuó en varios bares de Figueira da Foz. Steve forma parte del grupo de nueve o diez portugueses que combaten con el Estado Islámico.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El éxodo de 30.000 sirios provoca otra crisis humana en la frontera turca