La desesperada petición de clemencia del criminal nazi Adolf Eichmann

El arquitecto de la «solución final», corresponsable del exterminio de 6 millones de judíos, pidió al presidente de Israel que le commutara la pena de muerte a través de una carta. Decía que había sido un «mero instrumento»

Adolf Eichmann, en una foto tomada en Israel en 1961
Adolf Eichmann, en una foto tomada en Israel en 1961

Israel ha hecho pública una solicitud manuscrita de clemencia de Adolf Eichmann, considerado el artífice de la solución final de los nazi, quien fue ejecutado en este país en 1962 tras ser juzgado por crímenes de guerra.

En su carta al entonces presidente israelí, Isaac Ben-Zvi, Eichmann aseguraba que él era un «mero instrumento» de los líderes responsables del exterminio de 6 millones de judíos durante la Segunda Guerra Mundial.

Su petición de que la pena de muerte le fuera conmutada está fechada dos días antes de su ahorcamiento y su publicación, escrita con bolígrafo, se produce coincidiendo con el Día Internacional del Recuerdo del Holocausto.

Un portavoz del presidente israelí, Reuven Rivlin, ha indicado que aunque la petición de clemencia era de dominio público desde el juicio contra Eichmann en Jerusalén, la carta no se encontró hasta hace poco cuando se estaba escaneando documentos para su archivo digital.

Durante una ceremonia celebrada en su residencia con motivo del Día del Recuerdo, Rivlin ha dicho que le gustaría que el documento sea exhibido en el museo del Holocausto de Yad Vashem, en Jerusalén. «La carta manuscrita no ha había sido vista desde que fue incluida en los archivos» presidenciales, ha explicado el portavoz de Rivlin.

Eichmann fue uno de los arquitectos de la solución final y supervisó la detención y deportación de judíos a campos de la muerte como Auschwitz.

La carta de Adolf Eichmann en la que pedía clemencia al tribunal
La carta de Adolf Eichmann en la que pedía clemencia al tribunal

«Yo no era un líder responsable, y como tal, no me siento culpable»

En la misiva, Eichmann escribió: «Yo no era un líder responsable, y como tal, no me siento culpable». El miembro de las SS pidió a Ben-Zvi que ejerciera su «derecho a garantizar indultos y ordenar que no se ejecute la pena de muerte».

En 1960, el Mossad israelí secuestró a Eichmann en Argentina, donde estaba viviendo bajo una identidad falsa.

Fue declarado culpable de crímenes contra la Humanidad, crímenes de guerra y crímenes contra el pueblo judío. Eichmann es la única persona que ha sido ejecutada por Israel desde la fundación del Estado en 1948.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

La desesperada petición de clemencia del criminal nazi Adolf Eichmann