Las operaciones de EE.UU. y su coalición debilitan la estructura del Estado Islámico

EFE

INTERNACIONAL

Uno de los ataques aéreos de la coalición internacional.
Uno de los ataques aéreos de la coalición internacional. STR | EFE

En veinte días del mes de diciembre ha sido abatidos diez líderes del grupo terrorista en bombardeos en Siria e Irak

30 dic 2015 . Actualizado a las 19:32 h.

Los bombardeos de la coalición internacional contra el Estado Islámico (EI) en Siria e Irak van minando poco a poco la capacidad del grupo terrorista y afectando a su cadena de mando, con la muerte de miles de sus combatientes y de destacados cabecillas.

A esto se suman operaciones especiales como la realizada en las últimas horas en la localidad iraquí de Al Huaiya por una fuerza conjunta estadounidense e iraquí, que acabó con la vida de 27 yihadistas. Esta misión duró 45 minutos y tuvo como blanco una vivienda y el ayuntamiento de Al Huaiya, situada en la provincia de Kirkuk y en manos de los extremistas desde junio del 2014, informaron este miércoles a Efe fuentes militares iraquíes. Otros ocho yihadistas fueron detenidos en esta acción, en la que el comando iraquí-estadounidense salió en avión de Bagdad y descendió brevemente a tierra.

Por otro lado, en la provincia septentrional de Nínive, al menos 37 terroristas perecieron en bombardeos de la alianza contra posiciones y sedes del EI en la zona de Bashiqa y en la ciudad de Mosul, incluidos dos cabecillas del grupo. Estas operaciones se producen después de que ayer el portavoz de la misión estadounidense en Irak contra el EI, Steve Warren, anunciara que, entre el 7 y el 27 de diciembre, fueron abatidos diez líderes del grupo terrorista en bombardeos en Siria e Irak.