La oposición venezolana alcanza una mayoría suficiente para una reforma constitucional

La coalición opositora MUD logra 112 escaños, según el último recuento, de los 167 en disputa, frente a los 51 del chavismo


Caracas / corresponsal

La oposición venezolana logró ayer una victoria histórica en las urnas: derrotó al chavismo con un resultado que ni ellos mismos se esperaban. Los últimos datos apuntan, según la propia coalición opositora MUD, que han logrado 112 escaños de los 167 elegibles, frente a los 51 del chavismo. Esa mayoría cualificada de 2/3 le permitirá a la oposición separar temporalmente del cargo a un diputado, crear o suprimir comisiones permanentes, aprobar y modificar leyes orgánicas, someter a referendo los tratados, convenios y acuerdos internacionales que puedan comprometer la soberanía nacional o transferir competencias a órganos supranacionales, someter a referendo proyectos de ley, remover de sus cargos a magistrados el Tribunal Supremo, al Defensor del Pueblo y designar a los integrantes del Consejo Nacional Electoral. También podrá aprobar proyectos de reforma constitucional y convocar una Asamblea Nacional Constituyente. Nada de eso era posible con la mayoría simple, que era la que esperaban.

Nada más conocerse estos resultados y después de cantar a coro el «Gloria al bravo pueblo» -el himno nacional- con el resto de los portavoces de los distintos partidos que integran la MUD, su portavoz, Chuo Torrealba, leyó un comunicado en el que calificó los resultados de «estruendosa derrota» del chavismo y «clamorosa victoria»; de la oposición. Prometió «solemnemente que no van a defraudar a los venezolanos y anunció respeto con los perdedores. En este proyecto, el de la Venezuela unida, cabemos todos»,dijo. También hizo un llamamiento a la unidad de la oposición recordándole que «el pueblo habló claro». No se olvidó de pedir un aplauso para las fuerzas armadas por su contribución al mantenimiento del orden en la jornada electoral. Concluyó diciendo que «hoy comienza el cambio».

Una participación récord

La jornada electoral se desarrolló con normalidad, solo se registraron incidentes aislados. Según el ministro de que habló en calidad de responsable del despliegue militar que se realiza en todos los procesos electorales -el llamado Plan República- el número total de incidentes fue de 78 con siete detenidos en todos el país.

Los venezolanos madrugaron y acudieron masivamente a votar. La participación del 74, 25 % fue récord en la historia de unas elecciones parlamentarias. Las colas ante los recintos electorales fueron kilométricas. Para votar en los principales colegios la duración de las mismas no bajaba de las tres horas y con una temperatura que rondaba los 30 grados. Pero esta vez las hicieron con gusto, «Son colas para acabar con las colas», decían.

A medida que avanzaba la jornada en las filas del oficialismo se fue mascando la derrota que anunciaban todas las encuestas, aunque ninguna predijo que iba a ser tan abultada. El resultado no les pilló demasiado desprevenidos. «Todo tiene su momento, el presidente Allende avanzó con el parlamento en contra», se pudo leer un tuit publicado a primera hora de la tarde por el vicepresidente ejecutivo de la República, Jorge Arreaza.

En otro decía que «pase lo que pase, el lunes Nicolás Maduro seguirá siendo el Presidente de Venezuela». Ambos fueron borrados a las pocas horas por su autor o por orden suya.

Por otra parte, seis gobernadores chavistas, entre ellos el de Barinas, hermano de Chávez, fueron fuertemente abucheados cuando acudieron a votar a sus respectivos colegios. Conscientes de lo que se les venía encima, La presidenta del CNE, puso todas las trabas a su alcance a los periodistas internacionales que llegaron o intentaron llegar al país y acreditarse para cubrir estas elecciones. Ayer le retiraron las credenciales a varios e expresidentes que llegaron a Venezuela como observadores-acompañantes invitados por la oposición, por haber realizado declaraciones a la prensa que no les gustaron.

Por la tarde el presidente de la Repúbica, Nicolás Maduro, y el jefe del comando de campaña Bolívar-Chávez, Jorge Rodríguez, hicieron un llamamiento a un gran «remate perfecto» para alcanzar la victoria de la revolución bolivariana en los comicios legislativos, lo que traducido al román paladino significaba carretar votantes a las urnas, eso que en las presidenciales del 2012 le dio la victoria a Chávez y se llamó «operación remolque». Para hacerla viable, la presidenta del CNE acordó prorrogar una hora -hasta las siete- el cierre de los colegios electorales. Esta vez la jugada no funcionó y solo sirvió para retrasar cinco horas y media la publicación de los primeros resultados, algo que inicialmente solo estaba previsto que tardase tres horas.

Ello solo sirvió para resucitar el «carómetro» que no es otra casa que la observación de las caras que ponen los que están al corriente de cómo va la cosa. Los rostros de felicidad de los líderes de la oposición en sus comparecencias ante la prensa eran elocuentes. Nadie podía dar cifras antes de que se publicase el primer boletín, pero Fredy Guevara, uno de los portavoces de la oposición, dejó caer ante las cámaras, a las siete y media de la tarde: «sepan que sabemos lo que ustedes saben, no nos hagan esperar más.... Pero la espera aún fue de cinco horas.»

Felicitaciones de Rajoy

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha felicitado hoy a los venezolanos por las elecciones legislativas de ayer en las que considera que «ganó la libertad».

Rajoy se ha referido a los comicios en Venezuela, en los que la alianza opositora MUD venció con un total de 99 diputados frente a 46 del chavismo, en un mensaje en su cuenta de la red social Twitter.

«Pese a la adversidad, se impuso el espíritu de los venezolanos. Les felicito por unas elecciones con civismo y coraje. Ganó la libertad», ha escrito en su mensaje el jefe del Ejecutivo. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos
Comentarios

La oposición venezolana alcanza una mayoría suficiente para una reforma constitucional