Cinco muertos en un doble ataque de palestinos en Tel Aviv y Cisjordania

Uno de los autores cambió de cargador varias veces mientras conducía


Jerusalén

Dos ataques de palestinos, uno en Cisjordania con arma de fuego y otro en Tel Aviv con cuchillo, se cobraron ayer cinco vidas. Con ellos, Israel es devuelta a la realidad de los ataques que comenzaron el pasado septiembre y se agravaron en octubre, pero en los últimos días habían remitido.

El primero tuvo lugar en el Centro Panorama, de Tel Aviv, a las 14.00. Raed Jalil Ben Mahmud subió a la segunda planta del centro de oficinas y acuchilló a varias personas. Subió después al cuarto piso, entró en una pequeña sala que sirve de sinagoga y comenzó a apuñalar a los que estaban rezando. «Acabábamos de empezar a rezar cuando un hombre ensangrentado apareció en la sinagoga», explicó un testigo a la página de noticias Ynet. Varios civiles lo acorralaron dentro de una dependencia hasta que llegó la policía, que lo hirió y lo detuvo. Dos israelíes murieron y otros dos resultaron heridos.

Ben Mahmud , de 36 años y padre de cinco hijos, trabajaba en un restaurante vecino, ya que disponía de permiso de trabajo del Ejército israelí, que no veía en él ninguna amenaza. El Canal 10 de televisión destacó, en una información recogida por Efe, que es la primera vez que uno de los 90.000 palestinos con permiso de trabajo comete un ataque.

Disparó mientras conducía

El segundo ataque fue perpetrado en una carretera de Cisjordania hacia las 16.30, cerca del asentamiento de Alon Shvut. Un palestino de Hebrón abrió fuego desde un automóvil en movimiento contra varios vehículos parados en un atasco. Murieron a causa de los disparos un joven turista estadounidense, un colono israelí de 51 años identificado como Yaacov Don y un viandante palestino de unos 40.

Tras escapar, estampó su coche deliberadamente contra una parada de autobús unos kilómetros más adelante. Otras cinco personas, estudiantes estadounidenses de un seminario rabínico, resultaron heridas en el ataque, antes de que los soldados de un control cercano lo hirieran y capturaran.

Israel investiga si el detenido, bajo custodia de los servicios secretos, actuó por propia iniciativa o por orden de algún grupo armado, dado el control que demostró en el uso del arma automática, a la que cambió varias veces el cargador mientras conducía.

El peligro fundamentalista

Reuvén Rivlin dijo tras los atentados que el «fundamentalismo islámico es un peligro para todas las naciones del mundo libre». El presidente israelí comparó en su comunicado estos últimos atentados con los del viernes 13 en París y con el derribo terrorista del avión ruso en el Sinaí en el que murieron sus 224 ocupantes, para pedir «luchar contra él sin equívocos». «La pornografía de la muerte está golpeando en todo el mundo», concluyó Rivlin.

Para Israel, fue el día más sangriento en más de un mes. Desde el inicio de la ola de atentados, murieron 16 israelíes, un estadounidense y un eritreo, y alrededor de 90 palestinos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cinco muertos en un doble ataque de palestinos en Tel Aviv y Cisjordania