Muriel Degauque, la primera kamikaze europea, se inmoló en el 2005

La Voz REDACCIÓN

INTERNACIONAL

La belga Muriel Degauque
La belga Muriel Degauque

Hasta el año 2006 se han contabilizado más de 220 mujeres que han decidido dar su vida por sus creencias, un 15 % del total

19 nov 2015 . Actualizado a las 15:57 h.

Durante el asalto de la policía en Saint Denis, la francesa Hasna Aitboulahcen hacía detonar su cinturón de explosivos y se inmolaba para no ser capturada por los agentes de seguridad. Pero la joven no era la primera mujer en hacerlo. Ni siquiera la primera europea. Hasna Aitboulahcen se unía este lunes a una larga lista de mujeres kamikazes.

La primera kamikaze europea fue, en realidad, la belga Muriel Degauque que, el 9 de noviembre del 2005, optó por el martirio durante un ataque contra un convoy de las tropas americanas en las inmediaciones de Bagdad, en el que murieron cinco policías iraquíes. La mujer, que había nacido en 1967 en la región de Charleroi, había sido dependienta de una panadería, de la que fue despedida por un supuesto robo.

Había tenido una infancia y un adolescencia difíciles, ya que su hermano menor se había muerto en un accidente de tráfico y ella se vería sumida en una espiral de drogas, huidas de su hogar y abandono escolar. Se casó en tres ocasiones y, en su segundo matrimonio con Fateh Bouanina, musulmán moderado, leyó una copia del Corán y se vuelve una practicante estricta de la religión.