Atentado en París: Francia, sumida en la psicosis y los bulos

El caos y el horror provocado por los terroristas yihadistas tras los atentados de París han sumido a la sociedad en un estado de máxima alerta


Sumidos en la psicosis. Así se encuentra buena parte de la sociedad francesa tras la masacre provocada por yihadistas en París en una cadena de atentados. La población parisina está recluida en casa por recomendación de las autoridades, que decretaron horas después de los ataques el estado de emergencia en el país y no descartan establecer el toque de queda si es necesario.

Ahora cada incidente o accidente se mira con lupa. Cualquier movimiento extraño es visto como extraño, muchos de ellos sumidos en el pánico que dejaron lo ataques indiscriminados realizados por kamikazes.

Muchos de ellos son finalmente bulos y falsas informaciones que encuentran su caldo de cultivo perfecto en las redes sociales, como por ejemplo Twitter y Facebook. No es cuestión de criminalizarlas, ni mucho menos. Ayer se conviertieron en herramientas útiles para dar cobijo a muchos vecinos que se encontraban en la calle y no podían regresar a sus casas con la iniciativa que promovió el hashtag #PorteOuverte, o un servicio de Facebook para ayudar a localizar a los que se encontraban en la zona

Entre estas falsas informaciones que han proliferado en las últimas horas estaban el cierre del aeropuerto de Orly, que no fue debido a los atentados (cierra de noche por el ruido), o el de la Torre Eiffel (que también se apaga de noche).

Otro de los bulos que corrió como la pólvora a través de Twitter fue un incendio en la jungla de Calais, un campo de refugiados, que habría sido provocado en represalias por los atentados en París. Era falso, sí hubo un fuego pero que se originó por un fallo eléctrico, según La Voix du Nord

En España, donde se han reforzado los controles en la frontera con Francia, los Mossos d'Esquadra investigan si existe relación entre un coche incendiado que se ha localizado esta madrugada en Vidreres (Gerona), que tenía matrículas extranjeras y teléfonos móviles en su interior, con los atentados terroristas ocurridos anoche en París, según informa Europa Press.

Parte de esa psicosis se vivió en el vuelo de un avión de pasajeros de la aerolínea Air France fue cancelado cuando iba a despegar con rumbo a París tras una amenaza anónima en el aeropuerto de Schiphol en Ámsterdam, pero un registro del aparato no reveló que existiera ningún peligro, informa hoy la agencia holandesa de noticias ANP. Todos los pasajeros fueron desalojados del Airbus, pero más tarde volvieron a abordar. El mirador del aeropuerto fue cerrado temporalmente por motivos de seguridad. La amenaza se produjo a través de la red social Twitter, informaron las autoridades de protección de fronteras. «Nos lo tomamos muy en serio, por lo que evacuamos a todos los pasajeros», dijo un portavoz.

La policía francesa pide que no se difundan «rumores falsos»

La Policía francesa ha pedido a la población que no se haga eco de «rumores falsos» que contribuyan al miedo y a la desinformación tras la cadena de atentados registrada el viernes en París y que causó la muerte de más de 120 personas.

«No difundan ni transmitan informaciones o rumores falsos», ha solicitado la Prefectura de la Policía a través de Twitter, después de que hayan surgido todo tipo de especulaciones en las redes sociales sobre nuevos incidentes violentos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Atentado en París: Francia, sumida en la psicosis y los bulos