El cementerio de Lesbos ya no tiene espacio para albergar los cadáveres de los refugiados

Más de 500 personas han muerto intentando llegar a Grecia desde la costa turca este año


«¿Dónde vamos a enterrar a esas personas muertas en nuestras playas? El cementerio principal de Mitilene y la morgue están llenos», se lamenta Effi Latsoudi, miembro de un colectivo local que intenta que se entierre dignamente a los refugiados que se ahogaron en las playas griegas. En la isla de Lesbos, la principal puerta de entrada de los migrantes a la Unión Europea (UE), la alcaldía de Mitilene está cubierta desde el martes con cortinas negras, en homenaje a los refugiados muertos en la costa griega.

«Esperamos que las autoridades hallen una solución con rapidez y se pueda enterrar en breve a los cuerpos que están actualmente en un contenedor refrigerado, cerca del hospital», subraya Effi Latsoudi. En la morgue del hospital de Mitilene, el médico forense Thodoris Noussios está muy ocupado: «Esta mañana recibimos cinco cuerpos más, incluyendo a dos niños. ¡Hay que acabar con esta tragedia!».

Unas 500 personas han muerto intentando llegar a Grecia desde la costa turca este año, muchas de ellas en el angosto paso entre Lesbos y el país vecino. El mal tiempo en la zona provocó la muerte de 90 personas la semana pasada. Actualmente hay 55 cuerpos repartidos entre la morgue y el contenedor refrigerado. «Por suerte, donantes privados nos dieron este contenedor. Si no, ¿qué hubiéramos hecho con estos cuerpos?», critica el médico quien además explica que intentarán conservar a las personas en el contenedor hasta que se intente identificar a los cuerpos con la ayuda de la policía portuaria.

En el cementerio Aghio Panteleimona, que domina Mitilene, las tumbas de los refugiados suelen tener la mención «desconocido» al lado de la fecha de fallecimiento. En ese rincón de personas no identificadas hay actualmente unas 80 tumbas. «En lo que respecta a las personas que se logró identificar, vamos a tener que contactar a sus familiares para que nos digan dónde quieren que se entierre el cuerpo: en Grecia, en su país de residencia o en su país de origen. Estos trámites pueden llevar mucho tiempo», agrega el médico.

«Abran la barrera»

El representante de la Iglesia Ortodoxa en la isla, el metropolitano Iakovos, expresó su preocupación por esta situación: «Estamos conversando con la dirección del hospital para que acepte darnos un terreno, pero los trámites administrativos pueden durar entre dos y tres años», precisó. «Tenemos un problema con los lugares en la morgue y el cementerio principal de la isla, Aghio Panteleimona, pero el asunto se está solucionando. Encontramos un lugar cerca del hospital de Mitilene y los trámites se harán rápido», aseguró por su parte a la AFP el alcalde de Mitilene, Spyros Galinos.

Las manifestaciones contra la política europea de migración se han repetido a lo largo de todo Lesbos, donde se espera en lo próximos días la visita del primer ministro griego Alexis Tsipras y del presidente del parlamento europeo Martin Schulz. «El Egeo está lleno de cadáveres de migrantes. Europeos asesinos de los pueblos», rezaba una banderola que desplegó un grupo de manifestantes delante del edificio de la alcaldía.

Las personas -ataviadas con chalecos salvavidas color naranja, que se han convertido en el símbolo del éxodo y sus peligros mortales- que se han concentrado para protestar por la pasividad de Europa ante lo que ya es una de las mayores estrategias pidieron que se permita a los refugiados ingresar de modo seguro en la Unión Europea, en el campo de registro y selección de Moria, adonde concurrieron Tsipras y Schulz. 

«Abran la barrera, que se acaben los ahogamientos», rezaban los carteles, reiterando así el pedido de apertura de un paso en la frontera terrestre entre Grecia y Turquía, donde se construyó una barrera en el 2012.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El cementerio de Lesbos ya no tiene espacio para albergar los cadáveres de los refugiados