La Fontana de Trevi de Roma recupera su esplendor tras 16 meses de restauración

El monumento, que contará con un sofisticado sistema de luces con más de cien bombillas, ha recuperarado su antigua belleza y su fascinante color azul en el agua sobre el mármol blanco

La Fontana de Trevi vuelve estar a disposición de los turistas La restauración de la fuente ha tardado 17 meses y se han invertido 2,2 millones de euros

Roma

Los romanos y los turistas podrán a partir de este martes admirar en todo su esplendor y completamente restaurada la célebre Fontana de Trevi, uno de los emblemas de Roma, inmortalizada por el baño nocturno de Anita Ekberg en La Dolce Vita de Fellini.

El agua volvió a llenar la gran cuenca que separa la plaza de la inmensa escultura barroca adosada al Palacio Poli, en el centro de la capital italiana, y los turistas retomar la tradición de arrojar una moneda de espaldas a la fuente. Esa tradición inspiró la canción Tres monedas en la fuente grabada por Franck Sinatra y tema de la película del mismo nombre.

Iluminada por un sofisticado sistema de luces, con más de 100 bombillas, la fuente recuperó su antigua belleza y sobre todo su fascinante color azul del agua sobre el mármol blanco.

La fuente, restaurada durante 16 meses de trabajos financiados por la casa de moda de lujo Fendi, fue inaugurada este martes a las 16.00 horas, en una ceremonia que contó con la presencia del diseñador Karl Lagerfeld. «Es muy emocionante, sobre todo para los romanos», comentó Silvia Fendi, nieta de los patrocinadores de la remodelación.

Los trabajos de restauración de la fuente comenzaron el 30 de junio del 2014, con el lanzamiento simbólico de una moneda por parte del alcalde de Roma, Ignazio Marino, recientemente destituido.

Millones de turistas hicieron ese gesto que, según la tradición, garantiza volver un día a la Ciudad Eterna y cada año permite recoger un millón de euros en monedas que la alcadía destina a obras de caridad.

Ejemplo típico de la época barroca, la Fontana de Trevi, conectada a un acueducto que abastece en agua a Roma, mide 26 metros de altura y 20 de ancho. Durante los trabajos de restauración, los turistas que seguían acudiendo al monumento debían conformarse con caminar a través de una pasarela. Sin embargo, la ausencia del agua decepcionó a muchos turistas marcados por las imágenes de la Dolce Vita.

La Fontana de Trevi fue encargada por el papa Clemente XII -el mismo que construyó el Palacio Quirinal, actual sede de la presidencia de Italia, y empedró las calles de Roma- en 1732 al arquitecto Nicolas Salvi. La obra fue terminada 30 años más tarde, en 1762, por Niccolo Pannini.

La Fontana de Trevi, obra monumental en forma de Arco de Triunfo, que tiene como tema a Neptuno domando las aguas, de pie en una carroza en forma de concha tirada por dos tritones, no había sido restaurada desde 1998.

Pietro Baccari financió la restauración para vincular de manera imborrable la marca Find a la ciudad de Roma. «Era para nosotros la posibilidad de vincular nuestro nombre en forma indeleble a Roma, una ocasión que no podíamos dejar pasar», dijo Baccari. Fendi, que pertenece al grupo francés LVMH, restauró años atrás el Palacio de la Civilización Italiana, un símbolo de la era fascista, llamado también el Coliseo Cuadrado, donde instaló su sede social.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

La Fontana de Trevi de Roma recupera su esplendor tras 16 meses de restauración