El chavismo ordenó detener a Leopoldo López antes de que hubiera acusación

Nuevas revelaciones del fiscal que acusó al opositor y huyó a Estados Unidos


caracas / corresponsal

Franklin Nieves, el fiscal que logró con su acusación la condena del opositor Leopoldo López, publicó un nuevo vídeo en el que afirma que el arresto del dirigente opositor estaba decidido antes de que participara en la manifestación del 12 de febrero del 2014 por la que finalmente fue encarcelado. El procurador que se exilió de Venezuela la semana pasada concedió además una entrevista al The Wall Street Journal, en la que manifestó que López «es inocente» de los delitos por los que fue sentenciado en septiembre a 14 años de prisión y pidió perdón a la familia del preso político.

En Caracas, mientras tanto, se especula sobre el paradero del 80 % de los documentos que respaldaron la sentencia contra el dirigente político, así como de varias memorias USB que ratificarían que se forjaron pruebas falsas en el juicio y que, como señaló Nieves, la decisión de apresar a López ya estaba tomada al menos cuatro días antes de la manifestación que culminó con destrozos a la sede de la Fiscalía General de la República, que esta atribuye a López, sin que la sentencia emitida por la juez 28 de Caracas, Susana Barreiros, explique cómo están relacionados estos destrozos con López.

Juan Carlos Gutiérrez, jefe del equipo de abogados de López, anunció que en la apelación de la sentencia se incluirán las declaraciones de Nieves, que «modifican radicalmente las condiciones del caso», aunque ya el Gobierno venezolano ha desestimado los comentarios del exfiscal, a través del defensor del pueblo, Tarek William Saab, y de la fiscal general, Luisa Ortega, quien el lunes decidió su destitución por «abandono del cargo».

Nieves «fue presionado por factores extranjeros e internos para tomar una posición antinacional», según la fiscal general, y ningún documento falta en la Fiscalía, aunque la policía política realizó el domingo un allanamiento en la residencial de NIeves, cuando ya se sabía que había huido a EE.UU. Saab afirmó que las declaraciones del fiscal «simplemente no existen, porque no están en el expediente».

En el entorno de López se considera que la deserción del exfiscal acerca al preso político a la libertad y Gutiérrez cree que el juicio debería declararse nulo. Pero Ortega ya afirmó que eso «no es más que una opinión».

Antonieta Mendoza, madre de López, continuará con las gestiones internacionales en pro de la libertad de su hijo y afirma que «perdona» a Nieves por el daño que ha causado al dirigente.

Otro frente judicial abierto

Ortega tiene otro frente judicial abierto, el de Ricardo Hausmann, el economista que fue grabado en una conversación con el presidente de Empresas Polar, Lorenzo Mendoza, en la que ambos discuten si Venezuela debe acudir al Fondo Monetario Internacional, y por la cual fueron acusados por Nicolás Maduro de «traición a la Patria». Hausmann acusó a Cabello por divulgar grabaciones ilegales de conversaciones privadas.

Mendoza, en un mensaje enviado desde una de las plantas del productor de alimentos más grande de Venezuela, afirmó que no se va del país y que el objetivo de Maduro y Cabello es «arremeter contra Empresas Polar», porque es la que produce «los alimentos que el pueblo prefiere». «Nuestro compromiso es con las necesidades de la población», conluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El chavismo ordenó detener a Leopoldo López antes de que hubiera acusación