La policía de Londres relaja la vigilancia de la Embajada de Ecuador, refugio de Assange

La labor ininterrumpida le ha costado a Scotland Yard 13 millones de euros, un derroche desproporcionado para una ciudad que debe protegerse de «tantas amenazas diferentes»


Redacción / La Voz

Vigilar ininterrumpidamente durante tres años el refugio de Julian Assange, la Embajada de Ecuador en Londres, le ha costado a Scotland Yard 13 millones de euros. Los recursos «son finitos» y tener apostados agentes 24 horas al día todos los días del año, desde el 19 de junio del 2012, un derroche desproporcionado para una ciudad que debe protegerse de «tantas amenazas diferentes».

Así, la Policía Metropolitana de Londres, tras consultar con los ministerios de Interior y Exteriores, decidió pasar a un «plan secreto» de vigilancia «encubierta», lo que implica que no renuncian a ejecutar la euroorden contra el famoso inquilino en cuanto este intente abandonar el edificio.

Y es que el Reino Unido tiene la «obligación legal de extraditar a Assange a Suecia» -que lo reclama por varios delitos sexuales y que «sigue vigente hoy en día»-, como se encargó de recordarle el jefe del Servicio Diplomático británico, Simon McDonald, al embajador ecuatoriano en Londres, Carlos Abad Ortiz. El Ministerio de Exteriores británico convocó ayer al diplomático sudamericano para expresarle su «profunda frustración» por una situación estancada desde el 2012.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La policía de Londres relaja la vigilancia de la Embajada de Ecuador, refugio de Assange