Portugal, ante el escenario inestable de una mayoría relativa

Las encuestas apuntan a que la derecha ganará hoy en las urnas, pero tendrá que lidiar con un Parlamento de izquierdas


La Voz en Lisboa

Más de 9 millones de portugueses acudirán hoy a las urnas para elegir a los 230 diputados de la Asamblea de la República. En función de los resultados obtenidos por las 16 candidaturas que concurren (13 partidos y 3 coaliciones), el presidente Aníbal Cavaco Silva invitará al candidato más votado a formar Gobierno para los próximos cuatro años y hará jurar el cargo al nuevo primer ministro. Los escenarios más probables son estos:

Mayoría simple de la derecha

Las últimas encuestas apuntan a una victoria con mayoría relativa de la coalición Portugal à Frente (PAF), en la que se incluyen el Partido Social Demócrata (PSD), de Pedro Passos Coelho, y el Centro Democrático Social-Partido Popular (CDS-PP), de Paulo Portas. Juntos obtendrían en torno al 38 % de los votos, frente al 32 % del Partido Socialista (PS) de António Costa. El problema que se le plantea a Passos en este caso es con quién pactar para que, gobernando en minoría, sus propuestas salgan adelante en el Parlamento. No tiene a nadie a la derecha, así que solo podría hacerlo con los socialistas. Pero la crispación con António Costa durante la campaña fue grande y solo la dimisión de este (probable si pierde) facilitaría la gobernabilidad del país. El politólogo y economista de la Universidade Lusíada de Lisboa António Bagâo Félix cree que esta situación se traducirá en «elecciones anticipadas dentro de un año». Así lo recogía ayer también la agencia de rating DBRS. El motivo es que la aprobación de los Presupuestos del 2016 será un escollo insalvable.

Mayoría simple socialista

Incluso aunque la derecha sea hoy el partido más votado, el Parlamento portugués tendrá probablemente una minoría sociológica de izquierdas a causa del 9 % de votos que podrían obtener los comunistas de la Coaligaçao Democrática Unitaria (CDU) y a otro 9 % del Bloco de Esquerda. Bagâo admite que una mayoría simple daría al PS más tiempo que al PSD «por la posibilidad de pactar a derecha e izquierda en función de sus necesidades». Sin embargo, cree que a la larga acabaría también en elecciones anticipadas. «El pacto con los comunistas hace perder a los socialistas votantes de centro, y además, hay algunos muros infranqueables entre el PS y CDU o el Bloco de Esquerda: reestructuración de la deuda pública, Tratado Orzamental Europeo y salida del euro».

Gobierno de concentración

El pacto entre el PSD y el PS, una solución que agrada especialmente a Cavaco Silva, parece complicado después de la distancia que sus dos líderes marcaron en la campaña. La dimisión de Costa podría facilitarlo. Ya lo hizo Soares (1983), sin éxito.

¿Con quién hablará antes Cavaco?

En estas elecciones puede darse una circunstancia histórica en Portugal, que el grupo más votado, seguramente la coalición PAF, no sea el que tenga más escaños. Lo explica Bagâo Félix con un ejemplo: «Supongamos que PAF logra 105 escaños [la mayoría absoluta está en 116], y que de esos 105, 85 fuesen diputados del PSD y 20 del CDS. Si el Partido Socialista lograse 95, por ejemplo, ¿a quién llamaría antes Cavaco Silva para formar Gobierno, al grupo parlamentario con más escaños, que sería el PS, o la coalición con más votos, PAF? Esto jamás se ha producido hasta hoy en Portugal». El analista considera que, fuese cual fuese la decisión habría protestas, y no descarta una consulta al Consejo de Estado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Portugal, ante el escenario inestable de una mayoría relativa