«Aquí no existen Ciudadanos ni Podemos, es todo más tranquilo»

A quienes hayan viajado a Portugal durante la campaña les habrá sorprendido seguramente la baja intensidad política respecto a la situación vivida en España


Lisboa / Corresponsal

A los españoles que hayan viajado a Portugal durante la campaña de las legislativas les habrá sorprendido seguramente la baja intensidad política, respecto a lo que están acostumbrados a vivir en su país. Las elecciones lusas son más tranquilas.

Sin alternativas políticas

«Aquí no existen Ciudadanos ni Podemos, apenas hay alternativas porque a los portugueses no nos gustan mucho los cambios», argumenta el politólogo Bagâo Félix. La única crispación fuerte que ha podido existir durante la campaña es la que surgió entre los líderes de PS y PSD, bastante light para lo que se estila en España. Es verdad que Pablo Iglesias, desde Podemos, ha pedido el voto para el Bloco de Esquerda, pero esta formación se identifica con todos los grupos antiausteridad europeos, no solo con Podemos.

Ni autonomías ni conflictos

Portugal carece de movimientos soberanistas importantes, al estilo del catalán. El Frente de Libertação do Arquipélago da Madeira y el Frente de Libertação dos Açores son muy minoritarios. «Tampoco tenemos grandes problemas étnicos o religiosos. Aquí realmente no se mueve nada, va todo como por inercia», resume el profesor.

Poca influencia sobre España

Los expertos no creen que las elecciones de hoy puedan incidir en las generales de diciembre en España. «El resultado de las portuguesas -analiza Fernando Rosas- va a ser muy tangencial, sin un vencedor nítido. Aquí no vamos a ver un partido como Ciudadanos, capaz de relevar al PP como alternativa de la derecha. Creo que las últimas elecciones catalanas tendrán bastante más incidencia en el país que las nuestras».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Aquí no existen Ciudadanos ni Podemos, es todo más tranquilo»