Los conservadores ganan en Portugal pero se alejan de la mayoría absoluta

La coalición de Passos Coelho se imponen en las urnas con la duda de si podrán manejar el Parlamento

Passos Coelho, siguiendo el recuento
Passos Coelho, siguiendo el recuento

La Voz / Redacción

La candidatura liderada por el primer ministro portugués, el conservador Pedro Passos Coelho, vence con claridad en las elecciones legislativas del país. Según los datos oficiales del Ministerio de Administración Interna, la coalición conservadora revalidaría su victoria con casi un 39 %% de las papeletas, frente al 32 % del principal grupo de la oposición, el socialista, con el recuento muy avanzado cercano al 93 %. «Todas las proyecciones apuntan al hecho inequívoco de que la coalición tuvo una gran victoria en esta noche electoral», subrayó el vicepresidente del Partido Social Demócrata (PSD, centro derecha), Marco António Costa, entre gritos y aplausos de los militantes, ya antes de conocerse los primeros datos del escrutinio.

De las cifras conocidas hasta ahora se desprende que se aleja la posibilidad de que Passos Coelho revalidara su mayoría absoluta en el Parlamento, ya que se calcula que para lograrlo se necesitan en torno al 45 % de los votos. Los sondeos a pie de urna auguraban una clara victoria de la coalición conservadora Portugal al Frente con entre el 36 y el 40 por ciento de los votos, lo que la siituaba al borde de la mayoría absoluta. De no conseguirla, el Partido Socialista, segunda fuerza política (29-35 por ciento), podrían pactar con los partidos minoritarios de izquierda. Los tres sondeos publicados pronostican que la coalición PaF conseguiría entre 100 y 116 asientos en el Parlamento, donde la mayoría absoluta está precisamente en los 116 escaños.

El Bloco de izquierda, formación similar al Syriza griego, obtendría algo más del 9 % de los sufragios, y el Partido Comunista, aliado con los Verdes, el 7,6 %.

Las elecciones legislativas en Portugal, de las que saldrá el futuro Gobierno del país, concluyeron a las 20.00 hora local en los últimos colegios electorales que aún permanecían abiertos en las Islas Azores. Más de 9,6 millones de portugueses estaban convocados a las urnas para elegir los 230 diputados de nuevo Parlamento, que están repartidos en 22 circunscripciones electorales, 20 del territorio nacional y dos referentes a la emigración (uno de Europa y otro fuera de Europa).

Según muestreos a pie de urna, divulgados por las principales cadenas de televisión, la abstención podría situarse por encima del récord de los comicios del 2011, en los que rozó el 42 %, la más alta registrada en unas legislativas en la historia de la democracia lusa. Con el 93 % del escrutinio, llegaba al 44 %

Las votaciones, que se desarrollaron sin incidentes de relevancia, decidirán cuál de los dos partidos lusos tradicionales gobernará Portugal: el PSD (Partido Social Demócrata), de centro derecha y favorito a reeditar mandato aliado a los democristianos del CDS-PP, y el socialista (PS).

Pedro Passos Coelho, actual primer ministro y líder del PSD, y el socialista António Costa, líder de la oposición, se encuentran ya en sus respectivos cuarteles generales de Lisboa para aguardar los primeros resultados del escrutinio. La jornada se vio afectada por el mal tiempo y por la polémica celebración de la séptima jornada de Liga de fútbol, la primera vez que sucede desde que Portugal instauró la democracia hace 40 años. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Los conservadores ganan en Portugal pero se alejan de la mayoría absoluta