Dos muertos y cuatro heridos, entre ellos un bebé, en un ataque en la Ciudad Vieja de Jerusalén

El atacante palestino que hirió a la familia de israelíes que se dirigían a rezar en el Muro de las Lamentaciones fue abatido por la Policía


Jerusalén

Dos israelíes han muerto y tres más resultaron heridos en un ataque palestino con disparos y arma blanca en la Ciudad Vieja de Jerusalén, en el que el atacante fue abatido por las Fuerzas de Seguridad, informó la portavoz policial Luba Samri.

«Las primeras informaciones indican que ha habido un ataque terrorista con disparos y apuñalamiento en la Ciudad Vieja. Hay varios heridos de distinta consideración. El terrorista palestino ha muerto, neutralizado por agentes de la Policía y la Guardia de Fronteras», dijo la portavoz en un comunicado enviado a los medios.

Posteriormente, el también portavoz policial Miki Rosenfeld señaló que una de las víctimas sucumbió a sus heridas mientras estaba siendo atendido.

Según la Policía hay tres heridos en condición entre moderada y seria, que han sido trasladados por la Estrella de David Roja (equivalente a la Cruz Roja) a los hospitales de Hadasa Mount Scopus y Shaare Tzedek. Entre los heridos está un menor de dos años que sufrió el impacto de una bala en una pierna.

La versión policial indica que el atacante hirió con un cuchillo a varias personas, tras lo que le quitó la pistola a una de ellas y la utilizó para disparar contra turistas y agentes que había en la zona.

El periódico digital israelí Ynet precisa que tres de los heridos forman parte de una familia de israelíes y que se dirigían a rezar en el Muro de las Lamentaciones, en el barrio judío de la Ciudad Vieja.

Algunos testigos palestinos señalaron que el suceso tuvo lugar en los alrededores del Hospicio Austríaco, una zona muy turística cerca de la Puerta de Damasco, una de las entradas de acceso al barrio musulmán de la vieja ciudadela amurallada. Allí, el atacante, identificado como el chico de 19 años Mohamad Shafiq, murió tras recibir el impacto de cinco disparos de agentes israelíes.

El ataque de hoy sigue a otro atentado mortal el jueves por la noche, en el que una o varios personas, supuestamente palestinas, dispararon contra un coche de colonos israelíes cerca de Nablus, en el norte del territorio ocupado de Cisjordania, matando al padre y a la madre frente a sus cuatro hijos, de entre cuatro meses y nueve años y que resultaron ilesos.

Tras el sangriento suceso se han registrado decenas de incidentes violentos en Cisjordania y Jerusalén Este a lo largo del viernes y sábado.

Hamás aplaude el ataque

El movimiento islamista Hamás, que controla la franja de Gaza, aplaudió el ataque palestino: «Bendecimos el ataque, que es un mensaje claro a Israel de que nuestro pueblo nunca aceptará las medidas israelíes contra la mezquita de Al Aqsa», tercer lugar sagrado para el islam y donde se han registrado violentos disturbios en las últimas semanas, señaló Husam Badran, portavoz de Hamas, en un comunicado enviado a los medios.

«Este ataque se suma a la resplandeciente resistencia armada en Cisjordania contra la escalada de las medidas de la ocupación israelí contra la mezquita de Al Aqsa y contra nuestro pueblo», añade el mensaje, que explica que Hamás da su bendición y su apoyo a «cualquier acción de resistencia que tenga como objetivo a los soldados de la ocupación y a sus colonos».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Dos muertos y cuatro heridos, entre ellos un bebé, en un ataque en la Ciudad Vieja de Jerusalén