El drama de los refugiados se agrava

Grecia cifra en más de 23.000 los migrantes llegados por mar en una sola semana, el día en que un naufragio deja doce muertos, cinco de ellos niños, y una imagen que se ha convertido en símbolo del horror


Redacción / la Voz

Dicen que una imagen vale más que mil palabras. El cuerpo de un niño sirio en una playa turca se ha convertido en el símbolo del drama que padecen cientos de miles de personas que cruzan el Mediterráneo en buscan refugio. Y una muestra de la ineficacia de los líderes europeos ante la crisis. «Solo por un momento imagínese que es su hijo, ahogado tratando de huir de la guerra de Siria en busca de la seguridad de la UE», escribió en un tuit Peter Bouckaert, director de emergencias de Human Rights Watch.

El pequeño es uno de los cinco menores fallecidos junto con otros siete adultos en el naufragio de dos balsas que habían salido de la ciudad turca de Bodrum en dirección a la isla griega de Kos, según los datos recogidos por el diario turco Hürriyet. En el Mediterráneo oriental, la guardia costera italiana rescató en tanto solo 24 horas unos 3.000 migrantes, entre ellos 113 niños.

De récord en récord

Las cifras rompen cada día el récord del día, semana o mes anterior. Más de 23.000 migrantes llegaron a Grecia por mar la semana pasada, un 50 % más que la anterior, según datos de la agencia europea de fronteras Frontex. Más de 4.200 fueron trasladados ayer desde la islas del mar Egeo al puerto ateniense del Pireo. Otros 15.000 esperan en la isla de Lesbos ir a Atenas. El deseo de la mayoría será entonces tomar rumbo a Alemania por la ruta de los Balcanes, si logran salvar los obstáculos que están imponiendo países como Hungría.

Los países de la UE se debaten entre restringir o no la circulación de migrantes. La República Checa decidió ayer no obstaculizar el paso de refugiados hacia otros países europeos, mientras Hungría sigue impidiendo la salida de más de 2.000 inmigrantes y solicitantes de asilo que desean viajar a Alemania o Escandinavia. La tensión sigue en la estación de Budapest. Una noche más, familias enteras dormirán sobre cartones o mantas en el suelo en los alrededores de la terminal de ferrocarril. Tampoco frena el éxodo Serbia, a donde llegan 3.000 refugiados cada día.

Las trabas para seguir viaje está llevando a los refugiados a ponerse cada vez más en manos de los traficantes. En Viena, se interceptó una furgoneta que transportaba 24 afganos en la cámara de carga cuyas puertas habían sido soldadas. En Grecia, se halló a 103 sirios, entre ellos 19 niños, amontonados en un pequeño camión.

Los ministros de Exteriores de Alemania, Italia y Francia han pactado una declaración conjunta en la que, «ante el agravamiento del drama», abogan por reformar el sistema de europeo de asilo, basado en la Convención de Dublín.

Ayuntamientos españoles se ofrecen como ciudades de acogida

Los ayuntamientos de Palma de Mallorca, Eibar, Madrid, Barcelona, Valencia, Sant Feliu de Llobregat, Sabadell y Granollers ha manifestado su voluntad de adherirse a la red de «ciudades refugio» ante la crisis que se vive en Europa por la llegada de refugiados que huyen de la guerra o de la miseria.

El Ayuntamiento de Málaga, en manos del PP, propuso una iniciativa municipal para ayudar a las familias de refugiados sirios que lleguen a la ciudad en colaboración con oenegés, pero no se adherirá a la red de «ciudad refugio» propuesta por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ya que esa cuestión está «regulada a nivel nacional y nivel europea».

La comunidad autónoma de Extremadura decidió establecer una línea de cooperación con la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) en la atención a las personas que huyen de la guerra de Siria y pretenden entrar legalmente en España.

Mientras en el Congreso, los grupos parlamentarios del PSOE, Izquierda Plural, BNG, PNV, y UPyD consideran que la posición de Rajoy en relación a la cuota de refugiados que España está dispuesta a acoger en el marco de la UE es «claramente insuficiente», aunque haya abierto la puerta a negociar la cifra final (2.739 personas) si se cumplen determinadas condiciones desde la Comisión Europea.

El eurodiputado de Podemos Miguel Urbán denunció que «Europa se ha gastado 1.800 millones de euros en blindar la frontera mientras que la ayuda a los refugiados es de 700 millones» durante su visita esta mañana en la localidad de Subotica, en la frontera entre Serbia y Hungría.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El drama de los refugiados se agrava