Italia prepara un plan de emergencia ante la previsión de la llegada de otras 20.000 personas

La cifra que se unirá a los más de 110.000 que han desembarcado en lo que va de año


Roma / Corresponsal

Mientras dure el buen tiempo en el Mediterráneo, la llegada de inmigrantes no tendrá fin e Italia se preparan para acoger este éxodo. Desde el Ministerio del Interior han lanzado la alarma: «Hasta el 30 de septiembre calculamos el ingreso de otras 20.000 nuevos inmigrantes». Una cifra que se unirá a los más de 110.000 que han desembarcado en lo que va de año. La red de acogida está al borde del colapso y se está preparando un plan de emergencia que contempla la apertura de antiguos cuarteles, áreas industriales en desuso y viejas cárceles como la de Morcone, en Benevento (Campania) que será la primera que acogerá a refugiados.

La mayor parte de las 111.354 personas que llegaron a Italia este año provienen de Eritrea (29.019), Nigeria (13.788), Somalia (8.559), Sudán (6.745) y Siria (6.324). Todos huyen de zonas en conflicto y por tanto tiene derecho a solicitar asilo. Actualmente, el sistema de acogida alberga a 93.608 personas divididos en centros estatales y regionales, aunque son estos últimos los que cargan con el mayor peso sobre todo la región de Sicilia, puerta de entrada en Italia, que acoge al 16 % de los recién llegados.

En el ministerio del Interior crece la preocupación por el número de muertos. Los últimos el miércoles cuando 51 personas perecieron encerradas en las bodegas de un pesquero a causa de la exhalación de gases del motor. «Quién intentaba salir, era apaleado», contó uno de los 439 supervivientes que fueron rescatados por el buque sueco Poseidon. Otro día difícil en el fueron socorridas más de 3.000 personas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Italia prepara un plan de emergencia ante la previsión de la llegada de otras 20.000 personas