Dos jóvenes palestinos muertos en las protestas tras la muerte de un bebé

Los dos menores murieron por disparos de soldados israelíes en dos protestas, una en Gaza y otra en Cisjordania

Varias personas transportan el cadáver del joven muerto en el norte de Gaza
Varias personas transportan el cadáver del joven muerto en el norte de Gaza

Un joven palestino de 17 años, que resultó herido durante las protestas en Cisjordania el viernes, murió esta madrugada como consecuencia de las lesiones, según médicos palestinos.

El viernes se registraron enfrentamientos en numerosos lugares de Cisjordania y Jerusalén oriental entre palestinos y las fuerzas de seguridad israelíes. El detonante fue la muerte de niño de 18 meses en el ataque a una vivienda palestina, que fue incendiada por presuntos extremistas judíos. Otros tres miembros de la familia sufrieron quemaduras graves.

La protesta en la que el joven resultó herido se produjo cerca de Birseit, al norte de Ramalá. De acuerdo con fuentes palestinas, los jóvenes lanzaron piedras a un control militar de soldados israelíes. El Ejército israelí, por su parte, señaló que el joven lanzó un cóctel incendiario a los soldados, a lo que los uniformados respondieron abriendo fuego.

Fuentes palestinas señalan además, que en Gaza también murió un joven por disparos de soldados israelíes. Además, otro resultó herido. Una portavoz del Ejército dijo que los jóvenes se habían acercado al muro que divide Gaza de Israel. Uno de los dos sospechosos no reacción a los disparos de advertencia, por lo que los soldados abrieron fuego apuntando a las piernas.

Dos policías israelís, heridos

Los disturbios a raiz de la muerte del bebé palestino también causó que en el campo de refugiados de Shuafat, en el territorio ocupado de Jerusalén Este, decenas de palestinos lanzaron piedras y cócteles molotov contra agentes de la Policía y la Guarda Fronteriza, dos de ellos resultando heridos por el impacto de piedras.

Otros disturbios entre palestinos e israelíes se dieron en el barrio musulmán de la Ciudad Vieja, donde jóvenes lanzaron piedras y fuegos artificiales a agentes de la Policía. En la Línea Verde de armisticio de 1967, que divide el este del oeste de Jerusalén, un joven judío de 13 años fue detenido por lanzar piedras contra un coche palestino. Además, un desconocido lanzó un cóctel molotov contra una vivienda judía en Jabal Mukaber, que incendió parte del jardín, así como contra otra casa de colonos judíos en el barrio palestino de Beit Hanina.

«La Policía de Jerusalén tendrá tolerancia cero con cualquier incidente de violencia. La Policía y la Inteligencia trabajan para detener a los culpables y a los alborotadores y presentarlos ante la Justicia», señaló la portavoz policial en una nota.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Dos jóvenes palestinos muertos en las protestas tras la muerte de un bebé