Una periodista recorre por primera vez el túnel del Chapo Guzmán

Oscuro, angosto y muy agobiante, pero también muy elaborado y pensado para evitar que el peligroso narcotraficante fuera capturado. Así es la construcción que le dio la libertad al preso más buscado de México

El recorrido por el túnel del Chapo Guzmán Una periodista mexicana muestra, por primera vez, la construcción que le dio la libertad al narcotraficante

La increíble huida del Joaquín Guzmán Loera (conocido popularmente como el Chapo Guzmán) no ha sido precisamente un camino de rosas. Los angostos y agobiantes túneles que le sirvieron para conseguir, tras 17 meses interno en la cárcel de alta seguridad del Altiplano, la ansiada libertad han quedado completamente retratados por primera vez.

El túnel «de alta tecnología» que utilizó para escapar ha sido recorrido por la periodista mexicana Paola Rojas, que, en un vídeo de más de 45 minutos, muestra todos y cada uno de los elementos que sirvieron al narcotraficante para llevar a cabo su huída de película.

El estrecho orificio que da entrada a la compleja construcción de un kilómetro y medio, permite apreciar el ambiente sofocante que reina en la construcción. El camino comienza en la misma celda en la que el Chapo vivió casi un año y medio, en la que se puede ver la entrada del túnel y donde Rojas comienza su descenso a los infiernos.

Tras una bajada de más de diez metros, la periodista consigue llegar al inicio del túnel, una oquedad cubierta de lodo y en la que las paredes se visten con tuberías. Tal y como ella misma relata, la primera parte de la galería del Chapo se mantiene apuntalada con madera para evitar su derrumbe. Caso diferente es el del interior del túnel, algo que según la propia periodista, se debe a la composición del subsuelo. En la segunda parte de la construcción domina un tipo de piedra muy resistente conocida como tepetate. 

Las bombillas, los raíles y hasta la motocicleta... Cada detalle es analizado por la periodista, quien durante su trayecto por el túnel muestra la dificultad del avance (en muchas ocasiones solo puede ir agachada). Quizás uno de los detalles que más ha llamado la atención son las numerosas trampas que los esbirros del narcotraficante dispusieron por toda la galería para evitar que le atraparan. Ejemplo de ello es una escalera falsa de cinco metros de alto que termina en un hueco sin salida.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una periodista recorre por primera vez el túnel del Chapo Guzmán