La troika bajará la exigencia a Grecia por el desplome de los últimos meses

Roces entre Atenas y las instituciones por el lugar donde deben reunirse


redacción / la voz

La troika relajará las medidas de austeridad exigidas a Grecia de forma «significativa», según informó ayer el semanario alemán Der Spiegel citando fuentes de alguna de las instituciones que la componen y de acuerdo con las cuales los últimos objetivos presupuestarios marcados para el país heleno son «ilusorios», ya que la economía helena se desplomó en los últimos meses, como consecuencia de la incertidumbre creada por las negociaciones. La publicación coincide con el aparente aplazamiento de una visita de alto valor simbólico que, inicialmente, iban a realizar ayer a Atenas los denostados funcionarios conocidos como hombres de negro para abordar los detalles del rescate.

La visita, que de acuerdo con un portavoz de la Comisión Europea se producirá en los próximos días, no ha estado exenta de polémica tanto por el lugar donde deben celebrarse las reuniones como sobre el papel del FMI. Según el diario financiero alemán Handelsblatt, el Gobierno griego había propuesto que las discusiones, así como el alojamiento de los representantes de la troika, tuvieran lugar a una veintena de kilómetros de Atenas aparentemente por motivos de seguridad, para evitar protestas. Dicha previsión contrastaba, sin embargo, con la promesa realizada por el primer ministro, Alexis Tsipras, que se había comprometido a encontrar sitios «en el centro de la ciudad». El diario germano cita «al entorno de las instituciones», y da cuenta de la «molestia» que reina en las mismas por lo ocurrido.

Según señalaron ayer medios griegos, surgieron además problemas con el FMI, al que no se cursó una invitación por separado, tal como requieren sus reglamentos. El error se subsanó con el envío de una carta del ministro griego de Finanzas, Euclides Tsakalotos, quien pidió oficialmente una nueva ayuda al organismo internacional. Según AFP, la misiva del sucesor de Varufakis comienza con la fórmula «Estimada directora gerente del FMI».

Der Spiegel señala, por su parte, que no se espera que Grecia cierre el presente ejercicio con un superávit primario del 1% del PIB debido a la caída en recesión que se produjo en Grecia tras la victoria de Syriza. En consecuencia, la troika relajará los objetivos marcados para los próximos años para evitar agravar la actual situación. En concreto, exigirá al Gobierno griego que alcance un superávit primario en 2016 del 1%, en lugar del 2% estimado hasta ahora, mientras que para 2017 la meta será inferior al 3% marcado. Además, también se estudiará el objetivo del 3,5% para 2018. La revisión pone asimismo en cuestión la capacidad financiera de Atenas para devolver todo el dinero que le han prestado los acreedores, destacó la revista, que da por hecho que se podrá reabrir en los próximos meses el debate sobre la necesidad de acometer una segunda quita para Grecia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La troika bajará la exigencia a Grecia por el desplome de los últimos meses