Los restos no identificados del accidente de Germanwings, enterrados en una discreta ceremonia

Cientos de familiares han asistido esta mañana a la celebración de un rito interconfesional en memoria de todos los fallecidos

Familiares de los fallecidos en el accidente del avión de Germanwings durante una ceremonia celebrada en su recuerdo (Francia)
Familiares de los fallecidos en el accidente del avión de Germanwings durante una ceremonia celebrada en su recuerdo (Francia) AFP

Le Vernet

Los restos no identificados de las víctimas del accidente del Airbus de Germanwings, el pasado marzo, en los Alpes franceses fueron inhumados el jueves y una ceremonia en memoria de las 150 víctimas tuvo lugar esta mañana en una localidad vecina. La ceremonia interconfesional, encabezada por el obispo de Digne, se desarrolló en Le Vernet en presencia de varios cientos de familiares, bajo una carpa instalada especialmente para la ocasión.

«La inhumación tuvo lugar por la noche en el cementerio de Le Vernet, en total discreción» en una tumba colectiva común, declaró Bernard Bartolini, alcalde de Prads-Haute-Bléone.«Para los familiares de la víctimas, es un segundo entierro, porque ya enterraron las partes de sus allegados identificadas con ADN», explicó el alcalde. No existía otra solución que hacerlo de manera colectiva, aunque pueda resultar un momento duro para los familiares, agregó.

Ciento cincuenta personas, entre ellas 72 alemanes y 50 españoles, perecieron el 24 de marzo en el accidente del Airbus de Germanwings, la filial creada por Lufthansa para reducir costos contratando personal más barato que el de la principal aerolínea alemana. El avión efectuaba un vuelo entre Barcelona y Dusseldorf.

Según los investigadores, el aparato fue precipitado deliberadamente contra los Alpes por el copiloto alemán Andreas Lubitz, un empleado que la aerolínea no separó de sus filas a pesar de haber tenido conocimiento de algunas señales de graves problemas psicológicos.

La ceremonia se produce en momentos de tensión entre Lufthansa y los familiares, por la cuestión de las indemnizaciones. Los allegados rechazaron la oferta de 25.000 euros por víctima propuesta por la compañía, contra los 100.000 reclamados, indicó el 18 de julio su abogado, en una carta publicada en Alemania.

Como consecuencia, el presidente de Lufthansa no asistió a la ceremonia del viernes en Le Vernet. «No quiere perturbar la dignidad de la ceremonia con esa cuestión», indicó un portavoz de la compañía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos

Los restos no identificados del accidente de Germanwings, enterrados en una discreta ceremonia