La niña palestina que lloró delante de Angela Merkel puede evitar la deportación

La Voz REDACCIÓN / LA VOZ

INTERNACIONAL

La pequeña Reem no comparte las críticas a la canciller por su falta de empatía

19 jul 2015 . Actualizado a las 08:19 h.

El Gobierno alemán estudia la posibilidad de que la niña palestina que lloró delante de la canciller Angela Merkel no sea finalmente deportada a Líbano, como temía la joven durante un acto que levantó críticas contra la mandataria por su falta de empatía. Así lo hizo saber la ministra de Integración, Aydan Ozoguz, a Der Spiegel. «No conozco las circunstancias personales de la niña, pero habla perfecto alemán y al parecer ha vivido algún tiempo aquí», señaló.

«Justamente por estas circunstancias acabamos de cambiar la legislación», añadió la ministra. «Cada caso es diferente y debe ser examinado, pero muy frecuentemente hemos sido capaces de encontrar una solución», dijo.

Reem, la niña palestina, participaba el miércoles junto a un grupo de escolares en un programa de la televisión al que habían sido invitados para hacer preguntas a la canciller. En un vídeo que circuló rápidamente por las redes se ve cómo cuenta que los últimos cuatro años vivió en Alemania con su familia tras pasar por un campamento de refugiados en Líbano y asegura que puede ser deportada en cualquier momento porque solo cuenta con un derecho de asilo temporal.