Detienen en México a siete funcionarios investigados por la fuga de «El Chapo»

Peña Nieto asume responsabilidad en la huida del narcotraficante y entiende la frustración general


Siete de los 22 funcionarios del penal de máxima seguridad que estaban siendo investigados por la fuga del capo Joaquín «El Chapo» Guzmán fueron detenidos formalmente y enviados a prisión, según ha anunciado este viernes una fuente de la fiscalía general.

«Hay órdenes de aprehensión contra siete funcionarios públicos, que salieron de Seido (fiscalía) rumbo a un prisión federal», aunque desde la Fiscalía aún no han precisado los cargos que se les presentaron ni si entre estos detenidos se encuentra el director de la prisión de El Altiplano.

Los funcionarios están siendo investigados por su posible colaboración en la fuga del capo el sábado por noche a través de un túnel de 1,5 km de longitud, al que ingresó por un orificio en el piso de la ducha de su celda. El resto de los 22 funcionarios investigados fueron puestos por el momento en libertad, añadió la fuente. «No quiere decir que los eximieron de responsabilidad posible, van a ser llamados las veces que sea necesario», añadió la fuente, quien señaló que próximamente se ofrecerán más detalles.

El gobierno mexicano ha reconocido que el líder del cártel de Sinaloa, uno de los narcotraficantes más poderosos del mundo, debió tener ayuda de funcionarios o trabajadores de la cárcel para poder huir. Esta es la segunda fuga de «El Chapo» de un penal de máxima seguridad. En 2001 logró escaparse de una cárcel de Jalisco (oeste) supuestamente escondido en un carrito de lavandería y permaneció en la clandestinidad hasta que fue detenido en febrero de 2014.

Peña Nieto asume la responsabilidad en la fuga

El presidente Enrique Peña Nieto aseguró este viernes que el Gobierno mexicano asume su responsabilidad en la fuga del narcotraficante y comparte la «frustración» de la sociedad de mexicana. «El Gobierno de la República no ha evadido su responsabilidad, asume plenamente la tarea que implicaba mantener plena vigilancia sobre este delincuente», afirmó Peña Nieto, para quien la única forma de revertir ese «agravio» a México es volviendo a capturar al jefe del cartel de Sinaloa.

En un acto público en el estado occidental de Michoacán en el que se anunció una importante inversión para el país, Peña Nieto reconoció que la noticia de la fuga de Guzmán «marcó el ánimo» de los mexicanos. Explicó que desde que supo del suceso, durante su viaje a Francia, donde esta semana realizó una visita oficial concluida el jueves, estuvo «dando puntual seguimiento» a las investigaciones que inmediatamente ordenó para dar con el paradero del criminal y a las acciones para buscar a los cómplices de la huida. «He recogido puntualmente el sentir que hay en amplios sectores de la sociedad (de) que esto ha sido un hecho que ha indignado, que maraca frustración, que ha marcado enojo» entre los mexicanos, emociones que dijo compartir como presidente del país y como ciudadano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Detienen en México a siete funcionarios investigados por la fuga de «El Chapo»