Al menos 15 británicos murieron en el atentado de Túnez

El Gobierno de Cameron califica el ataque como el «más significativo contra británicos» desde los atentados en el metro de Londres

Turistas abandonando Túnez este sábado
Turistas abandonando Túnez este sábado

La Voz / Redacción

El número de ciudadanos británicos muertos en el atentado del viernes en Túnez asciende a 15, según ha informado el viceministro de Asuntos del Reino Unido, Tobias Ellwood. En una declaración divulgada este sábado, Ellwood calificó el ataque contra los turistas en un hotel de Susa como el «más significativo contra británicos desde los atentados del 7 de julio del 2005» en la red de red de transporte de Londres. 

Con anterioridad, el primer ministro David Cameron ya anunciaba que había que esperar un gran número de víctimas británicas en el sangriento atentado. «Gran Bretaña debe prepararse para el hecho de que un gran número de quienes murieron en el ataque salvaje en Túnez sean británicos», declaró Cameron a la salida de una nueva reunión de crisis. «Son turistas inocentes los que han sido asesinados», dijo el primer ministro, que habló por teléfono con el presidente tunecino y con la canciller alemana Angela Merkel.

Señal de la implicación británica, Scotland Yard dijo haber enviado a «un gran número de policías a Túnez para apoyar a las autoridades tunecinas y llevar a cabo una investigación propia». Para Reino Unido, se trata del peor ataque desde los atentados suicidas en Londres el 7 de julio del 2005, que el país conmemorará en unos días. Hace diez años, cuatro explosiones separadas en el transporte público londinense dejaron 56 muertos y más de 700 heridos.

Más recientemente, en enero del 2013, seis británicos fueron asesinados en el ataque de un comando islamista al complejo de gas argelino de In Amenas. Mientras Londres refuerza las medidas de seguridad con motivo de la Gay Pride y el Día de las Fuerzas Armadas este sábado, los primeros turistas repatriados de urgencia desde Túnez aterrizaban esta mañana en suelo británico. Fueron recibidos por la policía, que busca indicios, especialmente en vídeos tomados por los testigos del drama con sus teléfonos móviles.

En el aeropuerto de Manchester, dos ambulancias esperaban a la salida de la terminal dos. Algunos pasajeros lloraban en el momento de desembarcar. El touroperador Thomson y First Choice envió diez aviones a Túnez para repatriar a unos 2.500 turistas británicos. Las playas tunecinas son muy frecuentadas por veraneantes de Gran Bretaña. En el momento de la tragedia eran unos 20.000 en viaje organizado, indicó la asociación de agencias de viaje británicas ABTA. Esta cifra no incluye a quienes viajaban a título individual.

Numerosos testimonios escalofriantes siguen llegando para describir el horror vivido por los supervivientes. «Vi a un hombre recibiendo un disparo en la cabeza y otro en el vientre. Había sangre por todas partes», contaba Ellie Makin. La prensa también ha identificado a algunos héroes, como Keith Hawkes, un exsoldado gurkha de 70 años, que contaba al Times que pasó al lado del atacante para ayudar a las víctimas. «Nunca sabré por qué no me disparó», dijo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Al menos 15 británicos murieron en el atentado de Túnez