El Gobierno griego afirma que no puede aceptar propuesta de los acreedores

La Voz EFE | DPA

INTERNACIONAL

POOL

El vicepresidente de la Comisión Europea destaca que se están haciendo «progresos» aunque «sigue habiendo cuestiones pendientes»

24 jun 2015 . Actualizado a las 22:18 h.

El encuentro entre el primer ministro griego, Alexis Tsipras, y los dirigentes de las instituciones y los países acreedores terminó este miércoles sin que se haya logrado un acuerdo sobre las propuestas de Grecia.  El vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para el Euro, Valdis Dombrovskis, dijo a su llegada a la reunión del Eurogrupo, que se retrasó por ese encuentro de alto nivel, que se «están haciendo progresos» pero «sigue habiendo cuestiones pendientes» por resolver hasta lograr un acuerdo. 

«Hay bastantes problemas», comentaron círculos diplomáticos, que precisaron que los desacuerdos residen principalmente en el recorte de las pensiones y en las reformas a aplicarse en el impuesto al valor agregado. Los acreedores exigen que el incremento del I.V.A. en restaurantes sea del 23 %, algo que es considerado problemático en un país en que el turismo tiene gran incidencia en la economía. Además, el FMI apunta a que los impuestos aplicados a los grandes beneficios empresariales no sean incrementados, yendo en contra de la última propuesta de Grecia.

El Gobierno griego afirmó que no puede aceptar la nueva propuesta de las instituciones porque supone trasladar el peso de las reformas sobre la parte de la población asalariada y los pensionistas, mientras exime a los que más tienen. «Las instituciones presentaron una nueva propuesta que traslada la carga sobre trabajadores y jubilados con medidas sociales injustas, mientras que al mismo tiempo propone evitar el aumento del peso sobre los que más tienen», señalaron fuentes del Ejecutivo.

Medios locales filtraron hoy un documento con correcciones del FMI sobre el texto de las propuestas griegas, en el que se rechaza, entre otras muchas cuestiones, que el Ejecutivo se limite a aumentar los ingresos del sistema de pensiones a través del incremento de las cotizaciones a la Seguridad Social e insisten en un ahorro global del 1 % del producto interior bruto (PIB). 

Las instituciones -Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE), Fondo Monetario Internacional (FMI)- vuelven a exigir ahora un aumento global de los ingresos por el impuesto sobre el valor añadido (IVA) del 1 % del PIB en 2016, mientras que el gabinete había propuesto un 0,74 %. El FMI considera que el plan griego se ha centrado demasiado en elevar la presión fiscal, por ejemplo mediante subidas del IVA y de los impuestos empresariales, y no en reducir el gasto público como en el coste de las pensiones.

Atenas, por otro lado, exige una reestructuración de su deuda en la que participe el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), lo que a su vez es rechazado por sus acreedores. Sin embargo, según trascendió, «nadie quiere abandonar la mesa de negociaciones».