La ayuda humanitaria deberá empezar de cero en Nepal tras el nuevo seísmo

El terremoto, de magnitud 7,3, provocó 66 muertos y sumió a la población en el pánico


redacción / la voz

Las oenegés lamentan que, justo cuando la población nepalí empezaba a recuperar la serenidad, el terremoto de ayer supuso para muchos revivir el trauma que les provocó el del día 25. Un comunicado de Misiones Salesianas lo dice todo: «El pánico se apodera de la población».

Solo 17 días después, un nuevo seísmo casi igual de fuerte que el del 25 de abril, pues fue de magnitud 7,3 en la escala de Richter, ha sacudido el Himalaya cuando nadie lo esperaba. A la sacudida siguieron seis réplicas de magnitud superior a 5 en poco más de una hora, una de ellas de 6,3, con resultados funestos, pues las casas que resultaron dañadas por el primer seísmo acabaron por caer.

Médicos sin Fronteras, que sobrevoló varias zonas, pudo constatar la devastación, que complica «una situación ya de por sí precaria» y los para llevar ayuda a los afectados. Y Unicef lamenta que supone «volver al punto inicial» de las tareas humanitarias iniciadas con el primer seísmo para «comenzar de nuevo».

Una idea del desastre que se avecina pueden darla las declaraciones del cirujano gallego Felipe Noya, de Médicos Sin Fronteras, a CRTVG, que contaba cómo tuvo que interrumpir una operación hasta que volvió la luz.

Al menos 48 muertos y más de mil heridos es el balance provisional de víctimas en Nepal, según AFP. La India también volvió a pagar con 17 víctimas mortales, 16 de ellas en el estado de Bihar, el más golpeado además el 25 de abril. En el Tíbet también se registró un muerto. El primer ministro de Nepal, Sushil Koirala, pidió «calma» a la población y aseguró que el Gobierno movilizó todos sus recursos.

Un helicóptero de la Marina de EE.UU. desapareció con ocho personas a bordo en la zona de Charikot, mientras realizaba labores humanitarias.

Todos los españoles, bien

El Ministerio de Exteriores no tiene noticias de que haya españoles entre las víctimas. Desde Bulgaria, donde se encuentra de visita oficial, José Manuel García-Margallo añadió que los 152 españoles que están localizados en Nepal se encontraban «sin novedad». En Katmandú siguen desplazados una funcionaria de la Embajada de España en Nueva Deli y un equipo de la Policía Científica para colaborar en la identificación de las víctimas.

El epicentro, en la zona más castigada el 25 de abril

El nuevo temblor, de magnitud 7,3, se produjo a las 12.35 (hora local) y tuvo su epicentro a unos 80 kilómetros al noreste de Katmandú y a 18 al sureste de Kodari, entre Dolakha y Sindhupalchowk, y a 18,5 de profundidad. En este último distrito se registraron la tercera parte de los más de 8.000 muertos que causó el seísmo del 25 de abril.

No se trata de una réplica, sino de un nuevo movimiento causado por las tensiones de la falla que provocó el anterior.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

La ayuda humanitaria deberá empezar de cero en Nepal tras el nuevo seísmo