Sigue la búsqueda de 118 españoles en Nepal tras el terremoto

EFE

INTERNACIONAL

ABIR ABDULLAH | EFE

Los primeros evacuados llegarán esta noche a Nueva Delhi en un vuelo comercial de la compañía Spice Jet

27 abr 2015 . Actualizado a las 22:27 h.

Un total de treinta y seis españoles y un bebé, los primeros ciudadanos evacuados de Katmandú (Nepal) tras el terremoto que asoló el país, llegarán esta noche a Nueva Delhi en un vuelo comercial de la compañía Spice Jet, anunció el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. Además, el Airbus 310 de la Fuerza Aérea Española despegó ya del aeropuerto de Nueva Delhi hacia la capital nepalí y volverá en cuanto pueda a la India con 77 españoles y un bebé a bordo.

En ese avión hacia Katmandú viajan 28 británicos, dos trabajadores de Naciones Unidas y dos belgas del equipo de intervención que iban en una avión del Reino Unido que tuvo que regresar a la India al llegar al aeropuerto nepalí y no poder aterrizar por falta de espacio, informó el ministro de Exteriores.

Este martes llegará a la capital india en torno a las 10:00  otro avión de la compañía Spice Jet con entre 70 y 80 españoles, con lo que el ministro espera dar por finalizada la operación de evacuación de los españoles.

García-Margallo reveló que una española, de unos 48 años, ha muerto esta mañana en Katmandú, pero sin relación con el terremoto, ya que ha sufrido una caída accidental.

El ministro agradeció la «intervención directa» y la «generosidad» del jefe del gobierno indio, Narendra Modi, para ayudar al despegue del Airbus 310 y para conseguir que los españoles vuelen en la compañía Spice Jet, una gestión que también agradeció al director general de la aerolínea india. De acuerdo con el protocolo establecido, entre 50 y 52 españoles volverán este martes, a España en el Airbus 310 en el que viajará el ministro, en tanto que el resto serán repatriados en el avión que el Gobierno -a través de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo (AECID)- ha fletado con ese objetivo.

«Las noticias son buenas», destacó García-Margallo, quien señaló que con el resto de españoles que vayan apareciendo según se restablezcan las comunicaciones se les irá repatriando en vuelos comerciales.

Sigue la búsqueda de 118

El Ministerio de Asuntos Exteriores continúa la búsqueda de 118 españoles que se encontraban en Nepal cuando ocurrió el terremoto el pasado sábado y tiene preparados tres aviones para transportar ayuda humanitaria y material de emergencia así como para repatriar a los ya localizados. El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, que se encuentra en Nueva Delhi desde ayer en viaje oficial, ha dicho que permanecerá en la India «hasta el último minuto» para coordinar las tareas de evacuación de los ciudadanos españoles.

Hasta el momento hay localizados 349 españoles y se desconoce el paradero de 118, según ha informado este lunes el titular de Exteriores español. Las 118 personas que aún siguen desaparecidas en el país del Himalaya incluyen mayoritariamente turistas, así como residentes permanentes y esporádicos.

En la capital nepalí, Katmandú, hay un total de 121 españoles, de los cuales unos cuarenta están en las oficinas de la constructora española San José. El regreso a España de Margallo estaba previsto para mañana, martes, pero las circunstancias de los españoles en Katmandú han hecho que el ministro decida permanecer en Nueva Delhi hasta que al menos salgan los que tienen más urgencia.

En el caso de que el ministro deba volver a Madrid -donde el miércoles y el jueves estará de visita el presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi- lo hará en un vuelo comercial, ha explicado el propio García-Margallo. «El avión no se va a mover de aquí mientras haya un solo español en Nepal», ha subrayado. En paralelo al citado avión, está previsto que parta desde Madrid una aeronave para repatriar a los españoles.

Además, despegará en las próximas horas desde la terminal de carga del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas un avión fletado por el Gobierno con material de emergencia y de apoyo para el rescate de las víctimas, en el que se incluye lo aportado por Médicos del Mundo, Cruz Roja y Oxfam Intermón. 

Asimismo, un equipo de búsqueda y rescate de la Unidad Militar de Emergencias (UME), integrado por unos 40 militares, está activado y listo para desplazarse a Nepal cuando así lo decida el Gobierno. Se trataría de un equipo formado por unos 40 militares pertenecientes al III Batallón, ubicado en Bétera (Valencia). Para ayudar con las labores humanitarias desde España las ONG se están movilizando desde el prime momento.

Así, miembros de la Coordinadora de ONG para el Desarrollo -que agrupa a las principales organizaciones de Desarrollo- están trabajando en las zonas afectadas y han reforzado sus equipos y apoyan las labores urgentes de rescate y atención a las necesidades de la población, principalmente agua potable, saneamiento, refugio, medicamentos y alimentos de emergencia.

La responsable de Programas de Cooperación de Unicef España, Blanca Carazo, ha afirmado que cerca de un millón de niños (940.000) se han visto afectados por el terremoto y han perdido sus casas, familias, escuelas o su modo de vida habitual y se necesita dar respuesta a sus necesidades y hacer que se cumplan sus derechos.

«En todas las catástrofes los niños son los más vulnerables, tienen el peor impacto» y más, como en este caso, al hablar de niños de familias «muy pobres» que ya están sometidos a «riesgos» de desnutrición, falta de agua y saneamiento e incluso de trata y de agresiones y violencia, ha señalado.

Por su parte, el portavoz de la Conferencia Episcopal Española (CEE), José María Gil Tamayo, ha dicho que Cáritas España ha activado un fondo de emergencia de 100.000 euros para atender las necesidades más inmediatas de las víctimas del terremoto de Nepal.