El Gobierno luso y el Partido Socialista intentan censurar a los medios en la campaña

La prensa se moviliza contra el ataque a la libertad de expresión


Lisboa / e. La voz

El día que se conmemora el 41 aniversario de la Revolución de los Claveles, que trajo la libertad a Portugal tras varias décadas de dictadura, y a cinco meses de las legislativas, que se celebrarán entre el 14 de septiembre y el 14 de octubre, la polémica ha estallado entre los medios de comunicación lusos y los tres principales partidos, el PSD y el CDS-PP del Gobierno de centro-derecha de Passos Coelho, y el PS, del socialista Costa. El motivo es, según la vicepresidenta del sindicato de periodistas portugueses, Anabela Natário, un proyecto de ley que los tres grupos quieren aprobar en el Parlamento para controlar y censurar la cobertura de los medios escritos, radiofónicos y televisivos durante la precampaña y la campaña electoral.

Tras conocer dichas intenciones, el sindicato de periodistas, que engloba a los principales medios portugueses, y los máximos responsables de dichos grupos, lo han denunciado públicamente y se han unido para evitar lo que consideran, un atentado contra la democracia y la libertad de prensa. Según Natário, es curioso que partidos que están tirándose todos los días los trastos a la cabeza en el Parlamento, se hayan puesto de acuerdo para proteger sus intereses partidarios y poder sobre los medios.

Natário, quien trabaja en el semanario Expresso, considera «inadmisible» que en uno de los capítulos del proyecto se diga que los medios que no entreguen sus planes de cobertura mediática con antelación serán obligados a pagar multas que oscilarán entre los 5.000 y los 50.000 euros. No obstante, el principal problema, en su opinión, se puede producir «si los tres partidos no retroceden en su empeño de controlarnos durante el período preelectoral y electoral».

Si no dan marcha atrás, aclara, se corre el riesgo de no hacer cobertura mediática de la campaña. Lo que no ha sucedido hasta la fecha, en los 41 años de democracia reciente en Portugal.

El revuelo causado por el proyecto es tal que los tres partidos que lo promueven, y que juntos suman el 80 % del Parlamento, se apresuraron a rebajar alarmismos y aclarar que no es todavía un documento cerrado. En cualquier caso, la plataforma de empresas portuguesas audiovisuales y de prensa escrita será recibida el próximo martes por el presidente de la República, Aníbal Cavaco Silva.

En la reunión le transmitirán su malestar y disconformidad. Para la plataforma, «el proyecto de ley viola los derechos fundamentales de libertad de expresión en Portugal durante la campaña electoral». En su opinión, si llegase a prosperar, los medios pasarían a estar controlados por tres personas, dos de la comisión nacional de elecciones y una de la entidad reguladora lusa para la comunicación social.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

El Gobierno luso y el Partido Socialista intentan censurar a los medios en la campaña