Agencias

La catedral de Colonia acogió este viernes un homenaje nacional para las 150 víctimas del drama del avión de Germanwings en los Alpes franceses, con la presencia de la canciller Angela Merkel y del presidente, Joachim Gauck. En un ambiente solemne, unas 1.400 personas, en su mayoría vestidas de negro, incluidos 500 allegados de los fallecidos, escucharon el Requiem aeternam entonado por una coral que marcó el inicio de la ceremonia ecuménica en la mayor catedral gótica del norte de Europa.

La canciller Angela Merkel y el presidente Joachim Gauk se sentaron en primera fila con el rostro serio. Los presidentes de las cámaras alta y baja del Parlamento alemán estaban también presentes mientras que las banderas ondeaban a media asta en todo el país. España estaba representada por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y Francia, por el secretario de Estado encargado de Transportes, Alain Vidalies.

El presidente del grupo Lufthansa, Carsten Spohr, tomó asiento dentro de la catedral, a la izquierda del coro. Ni él ni el personal de la compañía que acudieron la ceremonia vistieron el uniforme de la compañía, por deseo expreso de la empresa.

El presidente alemán a los familiares: «No están solos»

El presidente alemán, Joachim Gauck, mostró su consternación por la «falta de sentido» del accidente y transmitió su apoyo a los familiares de las 150 víctimas en su intervención en el funeral. «Estamos unidos por el luto, sí. Por el dolor y por un profundo desconcierto. Pero también por el apoyo mutuo, la ayuda, el estar para el otro. En la pena y la necesidad nos encontramos más cerca», dijo Gauck. El discurso de Gauck fue uno de los puntos centrales de la emotiva ceremonia en la catedral de Colonia.

Joachin Gauck, presidente alemán, pronunció un emotivo discurso.
Joachin Gauck, presidente alemán, pronunció un emotivo discurso.

«El amor es más fuerte que la muerte», dijo el arzobispo de Colonia, cardenal Rainer María Woelki, encargado de un oficio durante el cual muchos de los asistentes y encargados de las lecturas no pudieron contener las lágrimas. 

Los familiares y miembros de grupos de rescate presentes en la ceremonia recibieron pequeños ángeles de madera como símbolo de compañía y motivación para encontrar fuerza y consuelo tras la tragedia. Además, músicos de la escuela que perdió 16 alumnos y dos maestras en el accidente interpretaron un tema de película La lista de Schindler.

En su discurso, Gauck recordó el «shock» que generó el accidente y consideró un segundo golpe «tal vez más duro» la posibilidad de que hubiese sido provocado a propósito por el copiloto, como indican todos los indicios de la investigación. «No sabemos de verdad lo que ocurrió en el interior del copiloto, qué pasó en su cabeza en el segundo decisivo», señaló el mandatario. «Pero sí sabemos que sus familiares también perdieron el 24 de marzo a una persona que amaban y que dejó un hueco en sus vidas de un modo tan inexplicable para ellos como para el resto de familiares». «Tal vez es eso lo que nos horrorizó tanto: la falta de sentido de lo ocurrido», completó Gauck. «Al luto y el dolor se suma el profundo temor ante el abismo del alma humana, de la existencia humana en general. Nos espanta también el mal, porque no hay psicología ni técnica que pueda erradicarlo del mundo».

Gauck agradeció el apoyo de Francia en las tareas de rescate y la presencia del ministro español Fernández Díaz como representante del segundo país con más víctimas en el accidente después de Alemania. «También hubo muchos fallecidos de España. Nuestros dos países están particularmente unidos en el luto».

El presidente alemán, pastor protestante, cerró su emotivo discurso con una petición. «Nos deseo a todos una estrella que nos guíe con seguridad y claridad por la oscuridad de nuestra vida. Que nos acompañe y guíe y que nos diga: 'No estás solo'». 

Fernández Díaz elogió la colaboración de los tres países

El ministro español de Interior, Jorge Fernández Díaz, elogió la estrecha coordinación con la que, «unidas en el dolor y la tristeza», España, Francia y Alemania han trabajado ante la tragedia aérea de los Alpes, un ejemplo «de los vínculos y valores» sobre los que se construye Europa. Fernández Díaz tomó la palabra en el funeral de Estado y aseguró: «Permanecerá en nuestra memoria colectiva». El ministro trasladó la solidaridad y el cariño de los reyes de España y del Gobierno español a los alrededor de quinientos familiares de las víctimas asistentes.

Fernández Díaz, durante su intervención.
Fernández Díaz, durante su intervención.

Tras subrayar la importancia de recordar a todas y cada una de las víctimas por encima de las nacionalidades, Fernández Díaz realizó un homenaje a las cientos de personas que desde el primer minuto se volcaron para ayudar en las labores de rescate en la montaña francesa y a los voluntarios que atendieron y atienden a los familiares de los muertos. Elogió también la «profesionalidad» de las autoridades francesas y alemanas.

El homenaje a las víctimas será el día 27 en Barcelona

La ceremonia solemne en homenaje y como muestra de duelo y solidaridad con las víctimas del accidente de avión Germanwings se celebrará el próximo 27 de abril en Barcelona. Así lo ha anunciado en declaraciones a La Xarxa la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, que asistió en la catedral de Colonia al funeral por las víctimas del siniestro aéreo.

«Será un acto de homenaje y una muestra de duelo y acompañamiento a los familiares» y de «solidaridad de toda la sociedad catalana», ha dicho Ortega respecto al acto de Barcelona, que se celebrará la tarde del día 27 de abril y sobre el que se están cerrando todavía algunos «detalles».

Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha confirmado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros que se está trabajando con la Casa del Rey y las autoridades de Cataluña para cerrar los detalles de la ceremonia solemne y que aún se tienen que concretar otros datos sobre el lugar y el desarrollo del acto institucional.

Además, ha añadido que se van a tener muy presentes las sugerencias de las familias de las víctimas, con quienes se ha estado en permanente contacto para que puedan aportar «sus preocupaciones» y «sus opiniones» sobre la manera de llevar a cabo la ceremonia. Según fuentes del Ejecutivo, la idea es que el acto pueda celebrarse en la basílica de la Sagrada Familia de Barcelona y que cuente con la asistencia de los Reyes y del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Ortega ha señalado que los familiares les están trasladando, sobre todo, cuestiones jurídicas y legales, a las que el Govern está ofreciendo un «asesoramiento lo más personalizado posible».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Alemania homenajea en Colonia a las víctimas del vuelo de Germanwings